Exito.

Es el que se anotó Cancún al ser incluido en el “Programa Turismo Futuro” del Banco Interamericano de Desarrollo (BID),

cuyo objetivo es contribuir a la competitividad y sostenibilidad de la llamada “industria sin chimeneas” de América Latina y el Caribe, a través de la adopción de tecnologías digitales y emergentes.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, en el marco del Plan Maestro de Turismo Sustentable Quintana Roo 2030, tanto la secretaría estatal del ramo, a cargo de Bernando Cueto Riestra, como el Consejo Coordinador Empresarial del Caribe (CCE), participaron en la convocatoria emitida por el BID, logrando que Cancún, luego de cumplir con los lineamientos establecidos, fuera seleccionado como uno de los 10 destinos del mundo donde se pondrá en marcha dicho programa.
En este sentido, no se puede perder de vista que Cancún fue reconocido como un destino maduro que requiere de un proceso de amplia renovación para mantener su liderazgo turístico, y es así como el sector público y privado unieron esfuerzos para lograr que forme parte de este programa, el cual es financiado por el Fondo de Cooperación General de España en el BID, con una bolsa de 1.5 millones de dólares de recursos no reembolsables de cooperación técnica, los cuales servirán para el desarrollo de un diagnóstico del nivel de madurez tecnológica, un plan de acción para acelerar el uso y aplicación de tecnologías en las empresas turísticas, así como en los proyectos de pre-inversión tecnológica, a fin de generar un modelo piloto replicable en otros destinos.
Al respecto, tampoco se puede soslayar que en la competencia participaron 107 destinos de la región, siendo que la selección de los 10 ganadores se hizo en función de la calidad y alcance de los análisis presentados sobre los retos actuales de cada uno y la fortaleza del equipo designado para acompañar la asistencia técnica.
Con base en lo anterior, y dado que Cancún desde siempre se ha caracterizado por ser un destino innovador, versátil y con una oferta diversificada, no queda mas que esperar que este programa abone a su transición hacia un nuevo modelo de desarrollo turístico más competitivo y sustentable.
¿No lo cree así, amable lector?