Recuperación.

La de la economía del Sur de Quintana Roo es la que, sin lugar a dudas, hoy están apuntalando los eventos deportivos de talla nacional que se

están realizando tanto en Chetumal como en Bacalar, dejando una importante derrama lo mismo para los hoteleros que para los restauranteros, comerciantes y demás prestadores de servicios.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, este sábado inició en la Laguna de los Siete Colores el Campeonato Nacional de Aguas Abiertas Bacalar 2022, una competencia de nado clasificatoria para los Juegos Nacionales Conade, con la participación de más de 400 personas, entre deportistas, entrenadores, familiares y demás, siendo que el presidente de la Asociación de Nadadores de Quintana Roo, Christian García Gutiérrez, explicó que en esta competencia estarán los mejores exponentes del país y por primera vez habrá una justa de relevos por Estados, además de las pruebas individuales de 5, 7.5, y 10 kilómetros, así como la nueva modalidad de relevos mixtos, con equipos compuestos por dos hombres y dos mujeres, nadando mil 250 metros cada uno.
En este sentido, el antes citado, al tiempo que explicó que una vez que este sábado se realizaron las pruebas individuales y hoy se llevarán a cabo los relevos y el invitacional para todas las personas que quieran participar y no tengan la intención de clasificar a los Juegos Nacionales Conade, destacó que para este evento deportivo se cuenta con el apoyo y colaboración de la Capitanía de Puerto, de la Coordinación Estatal de Protección Civil, y de la Secretaría de Marina con ambulancias, personal de buceo, lanchas de rescate, entre otros aspectos que se han cuidado.
Al respecto, cabe señalar que, en días pasados, Chetumal fue sede de dos eventos deportivos de singular relevancia, el Campeonato Nacional de Natación Artística Clase A 2022 y el Campeonato Nacional Scotiabank 2011 y menores, los cuales también generaron notables ganancias para los prestadores de servicios turísticos.
Con base en lo anterior, justo es reconocer los esfuerzos que están realizando tanto el Gobierno del Estado como la iniciativa privada de la región, a fin de promocionar este tipo de eventos que, definitivamente, constituyen un verdadero aliciente tras la severa crisis provocada por el coronavirus (covid-19).
¿No lo cree así, amable lector?