Objetivo.

El de generar conciencia entre los turistas nacionales y extranjeros, en cuanto al marco legal al que están sujetos durante su estancia

en el Estado de Quintana Roo, es el que dio origen a la campaña “Se Parte de la Solución” que promueve el Gobierno del Estado, a través de la Coordinación General de Comunicación (CGC), la cual arrancó este viernes en los aeropuertos internacionales de Cancún y Chetumal, las terminales marítimas, los hoteles y los diversos puntos de interés turístico de la entidad.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, esta novedosa y por demás oportuna estrategia fue previamente consensuada con el Cuerpo Consular del Estado, con los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), además de que fue presentada a las asociaciones de hoteles y cámaras del sector turístico del Estado, siendo que, recientemente, se hizo lo propio ante la Mesa de Seguridad y Justicia de Cancún e Isla Mujeres donde participan autoridades de los tres niveles de Gobierno y diversos representantes de la iniciativa privada.
En este sentido, el titular de la CGC, Fernando Mora Guillén, al tiempo que recordó que esta campaña está disponible en inglés, español, francés y alemán, destacó que la misma cuenta con el apoyo de la iniciativa privada y de los consulados, los cuales participarán en su difusión a través de sus representaciones en el Estado.
Al respecto, el funcionario indicó que, de manera paulatina, diversos actores se sumarán a la estrategia y, como muestra de esto, se prevé que los hoteles de Cancún, la Riviera Maya y otros destinos presenten una carta compromiso en la que huéspedes y clientes manifiesten que tienen conocimiento de que poseer y traficar con sustancias prohibidas, es un delito que en Quintana Roo se sanciona con todo el peso de la Ley.
Con base en lo anterior, no queda más que esperar que esta innovadora campaña, con el esfuerzo de todos los involucrados en la llamada “industria sin chimeneas”, rinda los frutos esperados y abone a fortalecer la imagen de la entidad como un destino atractivo, saludable, hospitalario y enteramente seguro.
¿No lo cree así, amable lector?