Vanguardia.


Es en la que hoy se mantiene Quintana Roo tras obtener el primer lugar a nivel nacional en los resultados del Barómetro de Información Presupuestal Estatal 2022 (BIPE) divulgados por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), según

informó la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan).
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, es la primera ocasión en la que el Estado alcanza el primer lugar, desde que en 2008 inició la métrica del IMCO, dado que desde el inicio de este sexenio se trabajó en una administración apegada a la transparencia y la rendición de cuentas, y este sitio, sin lugar a dudas, corresponde a los esfuerzos realizados para fortalecer la armonización contable y la implementación de buenas prácticas para fomentar la transparencia hacia la ciudadanía, entre las que destacan los sistemas para publicar información presupuestal y contable.
En este sentido, no se puede perder de vista que Quintana Roo obtuvo un puntaje global de 100 por ciento, al cumplir con la publicación adecuada en los ocho rubros evaluados de información presupuestal, llámese la Ley de Ingresos, las clasificaciones de gasto, el desglose de ingreso en Poderes y dependencias, el desglose de los recursos a municipios, la contabilidad de tabuladores y plazas, la deuda pública, los recursos federales y los rubros específicos, cumpliendo estrictamente con la revisión inicial y los criterios distribuidos.
En este sentido, tampoco se puede soslayar que el BIPE evalúa la calidad y el cumplimiento en el desglose de información presupuestal, tomando en consideración que la misma esté disponible de forma pública, que se garantice el acceso a esta información por medios electrónicos, que se publiquen de forma oportuna y en formatos de datos abiertos, así como que se certifique que la información sea legible y desglosada en apego a la normatividad aplicable.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar la tarea que hoy está realizando el Gobierno del Estado, a través de la Sefiplan, a fin de que cualquier quintanarroense que así los disponga, tenga los medios necesarios para conocer, con total claridad, cómo y en dónde se están aplicando los recursos públicos en bien de las y los quintanarroenses.
¿No lo cree así, amable lector?