Imprimir

Integral.

Así es la atención que está brindando el Gobierno del Estado a la violencia de género en Quintana Roo, mediante un mecanismo interinstitucional

con el que se aplican acciones emergentes y transversales orientadas a promover la cultura de la igualdad sustantiva y el bienestar social.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, la autoridad estatal continúa considerando que la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, emitida por la Secretaría de Gobernación (Segob), es un abanico de oportunidades para reconocer e identificar la trascendental importancia de lograr el acceso de las féminas a una vida libre de violencia, y es así como en la entidad se instrumentaron una serie de acciones realizadas por el Poder Ejecutivo, el Judicial y los Ayuntamientos para cumplir con sus lineamientos, siendo que la Secretaría de Gobierno (Segob), a través de la Dirección General de Atención a la Violencia de Género, trabajó en 18 acciones entre las que destaca la creación y el fortalecimiento de espacios destinados a la atención multidisciplinaria para mujeres en situación de violencia, y la creación en 10 municipios del Grupo Especializado para la Atención de la Violencia Familiar y de Género (Geavig).
En este sentido, cabe señalar que desde el año 2017 se logró la habilitación del Centro de Justicia para Mujeres en Benito Juárez, así como la creación de un albergue municipal con colaboración estatal en la Zona Continental de Isla Mujeres, una casa de transición y 8 módulos, además de un Centro de Atención a la Salud Emocional, esto sin contar con que en Solidaridad se estableció la Puerta Violeta, entre otras acciones.
Al respecto, no se puede perder de vista el fortalecimiento de la Fiscalía de Atención a Delitos contra las Mujeres y por Razones de Género, las iniciativas de reformas de Ley en materia de discriminación y violencia familiar al Código Civil y Penal, así como la implementación de campañas publicitarias de prevención en todos los ámbitos.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar los alcances de estas acciones que, sin lugar a dudas, hoy están propiciando en Quintana Roo las condiciones necesarias para que las mujeres puedan sentirse protegidas y, más importante aún, puedan acceder a una vida digna y libre de violencia.
¿No lo cree así, amable lector?