Imprimir

Fructífera.

Así fue la reunión que el titular de la Secretaría Estatal de Turismo (Sedetur), Bernardo Cueto Riestra, sostuvo ayer con la embajadora

de Ucrania en México, Oksana Dramaretska, a fin de dar seguimiento puntual a la atención que están recibiendo los turistas de dicho país en Quintana Roo.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, en dicho encuentro, vía remota, se acordó brindar todo el apoyo a los ucranianos que aún permanezcan en el Caribe Mexicano, y es así como éstos podrán disponer, al igual que los visitantes procedentes de Rusia, de hospedaje gratuito durante el tiempo que sea necesario, gracias a la solidaridad de los hoteleros del Estado y al trabajo conjunto de la Sedetur con las asociaciones del ramo de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, de la Riviera Maya y de Tulum.
En este sentido, el funcionario y la diplomática también acordaron que, a través del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ), se gestionen espacios y/o tarifas preferenciales en las diversas líneas aéreas europeas que operen dentro del destino, permitiendo el retorno de cada uno de los ciudadanos ucranianos que así lo deseen.
Al respecto, cabe señalar que en el marco de esta reunión, el titular de la Sedetur puso a disposición de la Embajada de Ucrania en México las herramientas con las que cuenta actualmente la dependencia para auxiliar a los visitantes, como lo es la aplicación de Guest Assist, misma que está activa las 24 horas del día, los 7 días de la semana, con una asistencia bilingüe, a través del call center 800 277 47 80 o mediante la plataforma digital correspondiente, en la cual se les brindará atención a los turistas ucranianos que así lo requieran.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar lo afirmado por Cueto Riestra en cuanto a la firme decisión del Gobierno del Estado de mantener una constante comunicación con las autoridades de las embajadas y consulados de Ucrania y Rusia, para continuar apoyando y brindando una atención cálida y oportuna a los turistas de estos países, a quienes el conflicto bélico sorprendió mientras vacacionaban en el Caribe mexicano.
¿No lo cree así, amable lector?