Acertada.

Así fue la decisión de las y los diputados integrantes de la XVI Legislatura del Congreso del Estado, al aprobar diversas

reformas a la Ley de Fomento para la Nutrición y el Combate del Sobrepeso, la Obesidad, la Diabetes Mellitus y los Trastornos de la Conducta Alimentaria, a fin de fortalecer las acciones que tienen como objetivo informar, prevenir y atender integralmente este padecimiento que, pese a los esfuerzos que se han realizado hasta el momento, continúa ganando terreno entre la población quintanarroense de todas las edades.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, en la sesión ordinaria número 5, celebrada en la sede de Punta Estrella en la capital del Estado, las y los legisladores aprobaron el dictamen con minuta proyecto de decreto por el que se cambia la denominación y se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la citada norma, a fin de actualizarla e incorporar de manera formal a la diabetes mellitus en todas las acciones que se realicen en la entidad en materia de combate al sobrepeso, obesidad y para promover con mayor énfasis los estilos de vida saludables.
En este sentido, no se puede perder de vista que con dichas reformas se refuerza el aspecto de la capacitación en nutrición tomando en cuenta el nuevo sistema de etiquetado frontal de los alimentos dispuesto por la Secretaría de Salud del Gobierno de México, así como la implementación de políticas públicas para el fortalecimiento de la salud de la población, a fin de enfrentar en mejores condiciones físicas y de salud los nuevos retos mundiales como las epidemias y pandemias.
Al respecto, tampoco se puede soslayar que los cambios aprobados por las y los diputados también abonarán a que la población pueda mantener una nueva calidad de vida, basada en la activación física, la alimentación adecuada y el cuidado de la salud.
Con base en lo anterior, no queda más que reconocer el alcance de estas reformas de Ley, las cuales, sin lugar a dudas, apuntalarán las acciones que se están realizando en todos los ámbitos para cerrar el paso a la diabetes mellitus, un asesino silencioso que, lamentablemente, sigue cobrando vidas.
¿No lo cree así, amable lector?