Claro.

Así fue el Gobernador Carlos Joaquín González al señalar que el cambio de color en el semáforo epidemiológico estatal, al pasar de verde a amarillo,

no significa que vayan a dejar de llegar turistas al Caribe mexicano, sino que esto representa la imperiosa necesidad de reforzar el uso de los hábitos de higiene, las medidas preventivas y los protocolos sanitarios para contener con mayor eficacia los contagios por coronavirus (covid-19).
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, el jefe del Ejecutivo, al tiempo que dejó en claro que dicha disposición, la cual estará vigente a partir de la próxima semana, no incluye el cierre de negocios ni mucho menos de la economía estatal y, por el contrario, abre la oportunidad para tener mayores cuidados y habilitar más espacios abiertos con garantía en el cuidado de la salud, insistió en la importancia de que todos pongan de su parte con el lavado constante de manos, el uso correcto del cubrebocas y del gel antibacterial, así como el guardar la sana distancia, a fin de lograr un descenso en el número de casos y, en consecuencia, poder regresar al color verde.
En este sentido, cabe señalar que la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), a cargo de Yohanet Torres Muñoz, atendiendo a las instrucciones del mandatario de no cerrar actividades económicas, pero sí restringir el aforo y los horarios de los establecimientos comerciales, ya trabaja en las disposiciones a las que deberán sujetarse los que se dedican a venta de bebidas alcohólicas, mismos que serán vigilados de manera puntual por las autoridades competentes.
Al respecto, la dependencia también reforzará las medidas sanitarias y de higiene en las direcciones de recaudación, al tiempo que continuará con el proceso de atención mediante citas para evitar aglomeraciones y, con ello, abonar a reducir la incidencia del virus entre la población.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar lo afirmado por el Gobernador en cuanto a no bajar la guardia y actuar responsablemente, a fin de salvaguardar la salud de todos y, no menos importante aún, no perder el buen paso en la recuperación de las actividades económicas de la entidad.
¿No lo cree así, amable lector?