Mensaje.

El que dirigió el Gobernador Carlos Joaquín González con motivo del 47 aniversario de Quintana Roo como Estado Libre y Soberano, es el que deberán atender todos los jóvenes, a fin de que, con la fuerza de sus ideales,

venzan cualquier tipo de atadura en aras de que la coyuntura actual en la que se vive, no deje espacio para que refloten viejos modelos arcaicos que no han hecho bien alguno a la entidad a lo largo de su historia.

Y es que en la sesión solemne a la que convocó la XVI Legislatura para conmemorar dicha efeméride, el jefe del Ejecutivo fue claro al afirmar que, al día de hoy, el camino es continuar haciendo lo que se hizo bien, corregir lo que se hizo mal y, sobre todo, trabajar entre todos y todas por lo que nos falta hacer en los próximos años, subrayando la importancia de que este aniversario se dé justo en el camino de una recuperación económica, luego del embate del coronavirus (covid-19).

En este sentido, y al hacer un recuento de la historia local, el mandatario afirmó que, en los últimos cinco años, se ha trabajado de la mano de todas y todos, recuperando dos condiciones impostergables para consolidar los caminos hacia la madurez institucional: La primera, la libertad, la libertad de pensar, de alzar la voz y de expresarse libremente sin temer al yugo autoritario o del exilio por no pensar igual; y la segunda, el devolverle la potestad a una ciudadanía para constituirse en una sociedad abierta, plural, incluyente y con el firme propósito de vivir una vida plena en democracia.

Al respecto, Joaquín González habló de los esfuerzos que se han hecho para acabar con la impunidad, para gobernar con transparencia, para que cada mujer y cada hombre que habita en el Estado se sienta libre, seguro, protegido, que confíe en sus instituciones y comprenda que la democracia no es sólo libertad, sino también la búsqueda permanente de la igualdad, la inclusión y el bien común.

Con base en lo anterior, no queda más que resaltar lo afirmado por el Gobernador en cuanto a que, si bien hoy las y los quintanarroenses vivimos tiempos que nos obligan a encontrar los caminos correctos para llegar a buen puerto, lo cierto es que, pese a todas las adversidades que hemos tenido que enfrentar, estamos nuevamente de pie y, ésa sí, es una buena noticia para festejar.

¿No lo cree así, amable lector?