Objetivo.

Y en toda la extensión de la palabra, fue el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política de la XVI Legislatura del Congreso del Estado (Jugocopo), Eduardo Martínez Arcila, al señalar que la contingencia sanitaria generada

por el coronavirus (covid-19) puso en evidencia la falta de políticas públicas específicas para otorgar un presupuesto o recurso periódico para conservar y rehabilitar los centros educativos de la entidad, de ahí la imperiosa necesidad de establecer un programa mediante el cual se les dé un mantenimiento permanente.

Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, fue en el marco de la comparecencia de la titular de la Secretaría de Educación de Quintana Roo (SEQ), Ana Isabel Vázquez Jiménez, con motivo de la glosa del Quinto Informe del Gobernador Carlos Joaquín González, en el que el antes citado señaló que, en la actualidad, no existen políticas públicas, llámese federales o estatales, que atiendan la problemática que surgió luego de que varios planteles fueran vandalizados durante el confinamiento provocado por dicho mal, mismo que derivó en la suspensión total de clases durante más de 17 meses.

En este sentido, el líder cameral reconoció que fueron pocas las escuelas donde sus directivos y los padres de familia se organizaron para dar mantenimiento a las instalaciones, siendo que, en otras, este tema simplemente se descuidó, dadas las circunstancias que trajo consigo la pandemia.

Al respecto, el titular de la Jugocopo, al tiempo que destacó los avances de la SEQ con la accesibilidad digital que permite procedimientos más ágiles y una mayor cobertura de la matrícula escolar en nivel medio superior y la educación a distancia, también expresó a la titular de la misma y a sus compañeros legisladores que se buscará dialogar con el presidente municipal de Tulum, Marciano Dzul Caamal, para que ya sea asignado un predio para la construcción de la universidad que actualmente está en funciones, provisionalmente, en la Casa de la Cultura de esta demarcación.

Con base en lo anterior, no queda más que resaltar lo afirmado por Martínez Arcila en cuanto al firme compromiso de los integrantes de la XVI Legislatura de seguir contribuyendo en el noble objetivo de consolidar una mejor educación para las niñas, los niños y los jóvenes quintanarroenses.

¿No lo cree así, amable lector?