Alcances.

Los del Complejo de Seguridad C5 Quintana Roo, el cual garantiza un trabajo permanente y coordinado de monitoreo y vigilancia con las Fuerzas Armadas, las corporaciones policiales y los tres órdenes de Gobierno,

a fin de garantizar la impartición de justicia y la atención de las emergencias médicas y la violencia de género, son los que resaltó el Gobernador Carlos Joaquín González.

Y es que al hacer mención de los grandes esfuerzos que se han hecho en los últimos cinco años para reestructurar los cuerpos policiales y así recuperar la confianza de los ciudadanos en los mismos, el jefe del Ejecutivo señaló que el C5, con innovación tecnológica de punta, lo que lo convierte en el más moderno de Latinoamérica, requirió de una inversión de 288 millones 940 mil pesos, los cuales se integran por una aportación de 221 millones 633 mil pesos provenientes del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (Fafef), y por 67 millones 307 mil del Programa Estatal de Inversión (PEI).

En este sentido, el mandatario recordó que, al tomar el timón de la entidad, propuso la implementación de un modelo de seguridad para la inhibición del delito, la profesionalización de las Policías y las acciones de combate contra la impunidad, y es así como se puso en marcha el Modelo de Prevención Quintana Roo con base en una estrategia de fuerza colectiva que une a las instituciones y las corporaciones al potencial de organización comunitaria de la participación social quintanarroense.

Al respecto, Joaquín González sostuvo que los resultados de dicho modelo trascienden en la vida de las familias y fortalecen los objetivos del proyecto integral “Quintana Roo Seguro”, los cuales están orientados a profesionalizar a los elementos de las diversas corporaciones, impulsar el uso intensivo de las tecnologías en las labores de vigilancia y disuasión del delito, así como mejorar la respuesta, reacción, atención de emergencias y la custodia de evidencias, con base en un completo y detallado trabajo de inteligencia policial.

Con base en lo anterior, no queda más que resaltar lo afirmado por el Gobernador en cuanto a que, a cinco años de distancia, si bien hay resultados, estos son todavía insuficientes, de ahí su firme decisión de no bajar la guardia mientras haya un solo ciudadano afectado por la inseguridad.

¿No lo cree así, amable lector?