Reto.

Es el que, durante la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus (covid-19), afrontó con éxito la administración del Gobernador Carlos Joaquín González, ya no sólo conteniendo los contagios,

sino salvaguardando la vida de las comunidades escolares y garantizando el derecho a la educación.

Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, el jefe del Ejecutivo, a través de la Secretaría de Educación de Quintana Roo (SEQ), a cargo de Ana Isabel Vásquez Jiménez, implementó un sistema para mantener las actividades a través de los medios electrónicos e instrumentar acciones que disminuyeran los riesgos de abandono y el bajo aprovechamiento escolar por el impacto de la pandemia, siendo que, con el apoyo y la participación de las asociaciones de padres de familia y los consejos escolares de participación, se desplegó la estrategia SOS Quintana Roo con tres ámbitos de atención: Pedagógico, Psicológico y de Gestión, a fin de dar respuesta pronta a las necesidades de la comunidad educativa.

En este sentido, no se puede perder de vista que durante el primer semestre de 2021 se recibieron 17 mil 105 solicitudes con una gestión y respuesta con soluciones del 96 por ciento, esto sin contar con que, a través de la estrategia de atención al rezago educativo, se entregaron 99 mil 487 cuadernillos en los niveles primaria, secundaria y educación especial y migrantes, incluyendo documentos en lengua maya, además de 300 chips con datos, atendiéndose a 26 mil 383 alumnos de educación media superior vía plataforma virtual.

Al respecto, tampoco se puede soslayar que también se elaboró El Plan para un Regreso a Clases Seguro ¡Nadie fuera, nadie detrás!, publicado en el Periódico Oficial del Estado el 24 de septiembre de 2020, el cual comprende un marco normativo específico, objetivos, principios rectores, factores críticos, ámbitos ejes, componentes, recomendaciones, mecanismos de apoyo, criterios académicos y fases de gestión.

Con base en lo anterior, y dado que en los últimos cinco años el Gobernador impulsó la construcción de 446 aulas, tres laboratorios y 317 anexos en 288 escuelas de educación básica con una inversión de 624 millones 565 mil pesos, justo es reconocer su firme compromiso de que, pese a cualquier adversidad que se presente, ningún alumno o alumna quintanarroense se quede sin estudiar.

¿No lo cree así, amable lector?