Compromiso.


El de sumar esfuerzos para mejorar el bienestar de quienes han venido sufriendo marginación y pobreza a lo largo de la historia, es el que ayer refrendó una vez más el Gobernador Carlos Joaquín González, al participar en la ceremonia de petición

de perdón por agravios al pueblo maya, la cual encabezó el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en el Santuario de la Cruz Parlante de la comunidad carrilloportense de Tihosuco.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, el jefe del Ejecutivo, luego de sumarse a la Federación en aras de compartir los desafíos e impulsar un futuro mejor y más equitativo para el pueblo maya, sostuvo que no se puede, en esta reconstrucción, tener una sociedad desigualitaria y, mucho menos, ciudadanos de primera y de segunda, de ahí la importancia de que, en el escenario tan difícil que hoy estamos viviendo a causa de la pandemia por covid-19, la prioridad sea salvar vidas, pero también proteger las preciosas redes de cultura, lenguaje y conocimiento tradicional que nos conectan con nuestras raíces más profundas.
En este sentido, y ante el Presidente de la República de Guatemala, Alejandro Giammattei Falla, y los Gobernadores del Sureste del país, quienes se dieron cita en este acto solemne, el mandatario sostuvo que el respeto por los derechos indígenas, así como el revivir cada tradición y cultura, es la mejor enseñanza que se le puede heredar a las nuevas generaciones de quintanarroenses y de mexicanos en general.
Al respecto, cabe señalar que Joaquín González, luego de que la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, hiciera la petición de perdón a nombre del Estado mexicano, encabezó la ceremonia en la que se declaró “Huésped Distinguido” de la entidad a Giammattei Falla, la cual se realizó en la biblioteca pública “Santiago Pacheco Cruz”, siendo que por la mañana participó en la conferencia matutina del Jefe de la Nación celebrada en Chetumal.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar la firme disposición del Gobernador de continuar trabajando hombro con hombro con el Presidente de México, en aras de devolverle la dignidad y el respeto a nuestras culturas originarias, como es el caso del pueblo maya, afianzando su legado y acabando de una vez por todas con la injusticia y la discriminación.
¿No lo cree así, amable lector?