Atención.


Es la que deberán prestar todos los quintanarroenses a los aforos permitidos por el color naranja en el semáforo epidemiológico estatal, a fin de abonar a reducir la velocidad de los contagios por coronavirus (covid-19) y, con ello, salvar vidas y no

afectar el proceso de recuperación económica que continúa en marcha en la entidad.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, debido a un error en la actualización del sistema dichos aforos no se ajustaron correctamente el jueves pasado; sin embargo, esto fue solventado en las últimas horas y la información del color naranja refleja ya las restricciones que prevalecerán a partir de hoy y hasta el domingo 9 de los corrientes, tanto en el Norte como en el Sur de Quintana Roo.
En este sentido, no se puede perder de vista que las actividades esenciales como son la seguridad pública, la procuración de justicia, las labores legislativas, los hospitales y servicios médicos, los comercios al por menor de alimentos, llámese mercados, supermercados, tiendas de conveniencia, de abarrotes, tortillerías y similares, operarán con normalidad junto con los bancos e instituciones financieras, la pesca y la agricultura, la construcción, el almacenamiento, las lavanderías, la minería y las purificadoras de agua.
Al respecto, tampoco se puede soslayar que, de acuerdo con lo dispuesto por el semáforo epidemiológico estatal, al 50% abrirán los hoteles, los restaurantes, los sitios históricos, los parques temáticos, los campos de golf, los servicios turísticos, los congresos, convenciones, exposiciones y ferias al aire libre, así como los servicios contables, administrativos y profesionales, los gimnasios y los clubes deportivos, siendo que al  30% deberán mantenerse las playas y parques públicos, los cines y teatros, los centros comerciales, las tiendas departamentales, los casinos, las peluquerías y salones de belleza, los servicios religiosos, las inmobiliarias y las empresas de manufactura.
Con base en lo anterior, y dado que durante esta semana no abrirán las escuelas, bares, centros nocturnos, discotecas, centros de espectáculos, cantinas y demás, no queda más que esperar que todos pongamos de nuestra parte para abonar al cuidado de la salud y, en consecuencia, se pueda continuar avanzando en la recuperación económica de la entidad.
¿No lo cree así, amable lector?