Certeza.

Es la que, en atención al firme compromiso que estableció desde el inicio de su gestión, otorgó ayer el Gobernador Carlos Joaquín González a 200 familias cozumeleñas que, si bien ya habían edificado sus viviendas, a la fecha no habían podido obtener sus títulos de propiedad por diversas razones, primordialmente, la falta de recursos económicos.

Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, el jefe del Ejecutivo, a fin de abatir el rezago existente en la materia, puso en marcha un programa de titulación con subsidio, equivalente al 100 por ciento por el pago de derechos de inscripción ante el Registro Público de la Propiedad y del Comercio, lo cual representa un ahorro para la economía de las familias de un millón 694 mil 100 pesos, el cual permitirá que este año, a través de la Secretaría de Desarrollo Territorial Urbano Sustentable (Sedetus), a cargo de Carlos Ríos Castellanos, se emitan por lo menos mil escrituras.
En este sentido, el mandatario expuso que dichos títulos de propiedad contarán con el beneficio de la dispensa del 100 por ciento de intereses moratorios y accesorios no devengados, así como el 100 por ciento en el pago por concepto de titulación, lo que abonará a la meta de entregar un total de diez mil al término de la actual administración estatal.
Al respecto, no se puede perder de vista que durante el 2017, Joaquín González, por conducto de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), a cargo de Yohanet Torres Muñoz, emitió un acuerdo para el otorgamiento de estímulos fiscales que considera el 100 por ciento en los derechos de inscripción ante el Registro Público de la Propiedad y del Comercio (RPPC) para todos aquellos títulos expedidos por la dependencia, y es así como desde  entonces se han entregado cinco mil 122 durante los años de 2017, 2018, 2019 y 2020, lo que equivale a un ahorro para los beneficiarios de 32 millones 881 mil pesos.
Con base en lo anterior, y dada la importancia que representa para una familia el tener asegurado el patrimonio que por muchos años logró edificar, justo es reconocer la firme decisión del Gobernador de seguir emprendiendo acciones como esta, a fin de disminuir la desigualdad y otorgar a los quintanarroenses una mejor calidad de vida.
¿No lo cree así, amable lector?