Compromiso.


El de continuar trabajando todos los días de forma coordinada con las diversas instancias del Poder Ejecutivo, así como con las autoridades federales y municipales, a fin de que los quintanarroenses y los turistas que nos visitan tengan la seguridad que ningún delito quedará

impune, es el que ayer refrendó el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Oscar Montes de Oca Rosales.
Y es que en aras de optimizar la atención a la ciudadanía, reforzar al personal policial y pericial con los instrumentos fundamentales para su traslado al lugar de los hechos, así como fortalecer la investigación de los delitos, el antes citado entregó 16 vehículos, 111 chalecos balísticos y tres laboratorios móviles que serán destinados al análisis de indicios y/o evidencias mediante instrumentos, reactivos e insumos para el esclarecimiento de los ilícitos, siendo que, además, las diversas direcciones de la dependencia recibieron mil batas, ocho mil trajes de bioseguridad, un sistema de análisis para drogas y un software de georreferenciación para las diligencias de investigación, así como para la identificación de personas reportadas como desaparecidas.
En este sentido, y luego de precisar que dichos vehículos fueron adquiridos a través del Fondo de Aportación para la Seguridad Pública, el Abogado del Estado indicó que también se entregaron 150 computadoras de escritorio y 120 portátiles destinadas al personal sustantivo y encargado del Registro Nacional de Detenciones, esto sin contar con que, en el marco de la Renovación de la Certificación para Facilitadores de los Organos Especializados en Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias en Materia Penal, se emitieron 26 constancias de certificación.
Al respecto, y al informar sobre el trabajo realizado en la semana comprendida entre el 4 y 10 de enero del presente año, el funcionario indicó que 94 personas fueron detenidas, de las cuales, 78 quedaron a disposición del Ministerio Público y a 16 se les cumplimentaron órdenes de aprehensión.
Con base en lo anterior, no queda más que recalcar lo afirmado por Montes de Oca Rosales en cuanto a que la FGE seguirá cumpliendo con su encomienda constitucional de procurar justicia mediante la capacitación y profesionalización de su personal sustantivo, el cual hoy dispone del equipo necesario para proporcionar un mejor servicio a la ciudadanía.
¿No lo cree así, amable lector?