Tangible.


Así es el avance que hoy presentan las obras de modernización de la infraestructura de agua potable de Chetumal, las cuales fueron dispuestas por el Gobernador Carlos Joaquín González, a través de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado

(CAPA), a fin de saldar el adeudo histórico que se tenía con la capital del Estado, y así beneficiar con mejores servicios a más de 14 mil habitantes de las colonias más antiguas de la Zona Norte de la ciudad como lo son la Adolfo López Mateos, la 5 de Abril, la Del Bosque, la Nueva Reforma, la Avancemos Juntos, la Zazil-Ha, entre otras.
Y es que el director general de la CAPA, Gerardo Mora Vallejo, constató los trabajos en cuestión, los cuales consisten en la sectorización, la sustitución de tuberías y la micromedición de la Zona Insurgentes Norte, donde se invierten más de 90 millones de pesos del Fideicomiso Fondo Metropolitano (Fifonmetro 2019), cumpliendo así con la palabra empeñada por el jefe del Ejecutivo de dotar a los chetumaleños de la infraestructura necesaria que les garantice el servicio de agua potable en calidad, cantidad y continuidad.
En este sentido, el funcionario, al tiempo que destacó la importancia de sustituir tuberías con 25 y hasta 30 años de antigüedad, a fin de acabar con problemas como la baja presión por las ya conocidas fugas, informó que las obras tienen un avance físico del 50 por ciento y que actualmente se está trabajando en la construcción de más de 60 kilómetros de red hidráulica principal y secundaria de entre tres y 12 pulgadas de diámetro, así como en la instalación de 3 mil 905 medidores en igual número de predios.
Al respecto, no se puede perder de vista que esta  sectorización se suma a las acciones impulsadas por el mandatario para reactivar la economía del Sur de forma gradual y ordenada ante la crisis económica que trajo consigo la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus (covid-19), y es así como estas obras están generando 200 empleos que benefician al mismo número de familias.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar, como lo ha hecho el Gobernador en innumerables ocasines, la importancia de estos trabajos que engloban una inversion inédita de más de 260 millones de pesos, a fin de hacer justicia a quienes por muchos años estuvieron en el olvido, y padeciendo por un deficiente servicio de agua potable.
¿No lo cree así, amable lector?