Instrucción.


La del Gobernador Carlos Joaquín González de reforzar las acciones para mitigar los contagios por coronavirus (covid-19), supervisando el estricto cumplimiento del Semáforo Epidemiológico Estatal vigente, mediante la vigilancia de los horarios

establecidos para la venta de bebidas alcohólicas, es la que está cumpliendo puntualmente la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), a cargo de Yohanet Torres Muñoz, y es así como, a la fecha, la misma ha realizado 135 clausuras y 13 decomisos en todo el Estado.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, fue la antes citada quien explicó que en la semana del 20 al 26 de los corrientes, en Benito Juárez se supervisaron diferentes establecimientos, concluyendo con la clausura de un centro nocturno que operaba como bar, el cual no acató las disposiciones por la contingencia sanitaria, siendo que en un recorrido por la colonia Centro de la cabecera municipal de Solidaridad también se clausuró otro por vender bebidas alcohólicas sin tener el giro permitido ni la licencia de funcionamiento 2020.
En este sentido, la funcionaria precisó que en Tulum, además de que se procedió a un decomiso, se clausuraron cuatro establecimientos, mientras que en Cozumel se hizo lo propio con cinco, en Puerto Morelos con tres y en Isla Mujeres con uno, destacando que en estos casos no se respetaron las disposiciones sanitarias ni se presentó la documentación al día, esto sin contar con que los negocios en cuestión, abrieron contraviniendo lo dispuesto por el Semáforo Epidemiológico Estatal.
Al respecto, la titular de la Sefiplan expuso que con el apoyo del Servicio de Administración Tributaria de Quintana Roo (SATQ), la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), en Othón P. Blanco se clausuraron 10 establecimientos, en José María Morelos tres, en Felipe Carrillo Puerto cinco, además de un decomiso, mientras que en Lázaro Cárdenas se realizaron otros dos por venta ilegal de bebidas alcohólicas.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar lo afirmado por Torres Muñoz en cuanto al firme compromiso del Gobernador de no bajar la guardia, a fin de que la reactivación económica de la entidad ante la pandemia sea gradual, ordenada y responsable.
¿No lo cree así, amable lector?