Coordinación.

 

Es la que, de manera permanente, mantiene el Gobernador Carlos Joaquín Gonzalez con las y los presidentes municipales de la entidad,

a fin de actualizar información y establecer acciones que permitan avanzar en la recuperación económica, en equilibrio con el cuidado de la salud de la gente ante la pandemia provocada por el coronavirus (covid-19).
Y es que en una reunión virtual que sostuvo con los ya citados, el jefe del Ejecutivo dijo que los indicadores con que iniciaron las actividades económicas son positivos y hay confianza en Quintana Roo y en los quintanarroenses, destacando que la inversión productiva se ha reactivado y las fuentes de empleos se han reabierto poco a poco, cumpliendo estrictamente con los protocolos sanitarios dispuestos para la nueva normalidad.
En este sentido, el mandatario, al tiempo que fue claro al señalar que esto no significa que el riesgo de contagio haya disminuido, y es así como pidió a la población no tener una falsa sensación de seguridad, menos aún cuando lo que hoy se necesita es que todo el mundo se mantenga firme, cuidándose y cuidando a los demás, citó que, actualmente, en el Caribe mexicano, de cada 10 personas que lamentablemente fallecen, ocho tienen 50 años o más, y es así como su administración no sólo ha aumentado en más del 500 por ciento la infraestructura hospitalaria ante el embate del covid-19, sino que también ha invertido más de 618 millones de pesos y ha contratado a más de 800 médicos y enfermeras para ofrecer la atención que requieren los pacientes con este mal.
Al respecto, Joaquín González precisó que, no obstante lo arriba mencionado, su Gobierno sigue buscando opciones y alternativas para salir avantes de esta emergencia, y es como hizo mención del intercambio de información que sostuvo con Jorge Salas Hernández, director general del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) y su equipo de médicos con profesionales de la salud de Quintana Roo.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar lo afirmado por el Gobernador en cuanto a que la participación de la gente es y seguirá siendo fundamental para cristalizar los esfuerzos que se están haciendo a fin de no sólo controlar la pandemia, sino avanzar en la reactivación de la economía de forma gradual, ordenada y responsable.
¿No lo cree así, amable lector?