Prórroga.


Es la que, en el transcurso de las próximas horas, solicitará el Gobernador Carlos Joaquín González al Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), a fin de que los comités que están evaluando los daños provocados por el paso de la tormenta

tropical “Cristóbal”, puedan disponer de un lapso de 10 días más para concluir su trabajo, en razón de que los escurrimientos continúan y es así como el nivel del agua en las zonas inundadas, tanto en el Centro como en el Sur del Estado, aún no ha bajado.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, fue el director general de la Coordinación Estatal de Protección Civil (Coeproc), Adrián Martínez Ortega, quien al confirmar que a la fecha suman 85 las comunidades afectadas por las intensas lluvias, sostuvo que a más de tres semanas del impacto de dicho fenómeno hidrometeorológico en el Sureste del país, el agua continúa su desplazamiento natural y es así como, durante el pasado miércoles por la noche, la instancia a su cargo habilitó un albergue más en la comunidad de San Andrés, en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, para auxiliar a 25 familias cuyas viviendas quedaron inundadas.
En este sentido, el antes citado precisó que siete mil 300 son las familias que se han visto afectadas por esta contingencia, siendo que, por instrucciones del jefe del Ejecutivo, hasta el momento se han entregado 10 mil 485 despensas, seis mil 396 litros de agua purificada, seis mil 120 paquetes de pañales, dos mil 862 kilos de carne, tres mil 150 paquetes de ropa, mil 212 kilos de frijol, 903 colchonetas, 700 cobertores, 720 kits de aseo personal, 695 de limpieza, 210 láminas, 120 impermeables y 311 pares de botas para agua.  
Al respecto, el funcionario, luego de informar que 348 kilómetros de caminos y puentes también resultaron dañados, indicó que el mandatario ha sido claro al señalar que hoy la prioridad es garantizar que las familias que se han visto obligadas a abandonar sus hogares, no sólo permanezcan seguras, sino que tengan alimentos, salud y un techo donde quedarse.
Con base en lo anterior, no queda más que esperar que la Naturaleza permita que se pueda realizar el recuento de los daños causados por “Cristóbal”, en aras de poner manos a la obra y así los afectados puedan regresar a la normalidad a la brevedad posible.
¿No lo cree así, amable lector?