Imprimir

Voluntad.


La del Gobernador Carlos Joaquín González de proteger la invaluable riqueza natural de Quintana Roo y, con ello, fortalecer su economía turística, hoy día estimada en más de 9 billones de dólares, es la que se puso de manifiesto al

confirmarse que Banorte obtuvo la contratación por un año del Seguro Paramétrico contra Huracanes para las playas y arrecifes de coral de la entidad, con base en una licitación cuyo fallo dio a conocer ayer la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (SEMA).
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, fue el titular de la citada dependencia, Alfredo Arellano Guillermo, quien informó que el monto de la póliza es de 4 millones 995 mil pesos y tendrá una cobertura de aproximadamente 40 millones en caso de un huracán categoría 5, siendo que para categorías más bajas o ciclones de menor intensidad, la cobertura se estima entre 18 y 30 millones de pesos, destacando que la zona asegurada de 167 kilómetros va desde Tulum hasta las costas de Holbox, incluyendo también a Isla Mujeres y Cozumel.
En este sentido, no se puede perder de vista que la  póliza en cuestión permitirá contar con los fondos necesarios para, en caso de llegar a presentarse un desastre natural, proceder a una rápida recuperación de los arrecifes y las playas, reduciendo el impacto en las personas, sus medios de vida y, particularmente, en el turismo, hoy por hoy, una actividad esencial que constituye el principal motor de la economía del Estado.
Al respecto, tampoco se puede soslayar que los arrecifes, además de apuntalar a la llamada “industria sin chimeneas” de la entidad con su innigualable belleza, brindan una valiosa protección costera contra los huracanes, las tormentas y demás fenómenos hidrometeorológicos, reduciendo la erosión de las playas, produciendo arena blanca y atrayendo a más de un millón de buzos al año, quienes generan una derrama económica del orden de los 60 millones de dólares.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar la visión del Gobernador para mantener a Quintana Roo como un ejemplo a seguir en materia de protección de sus recursos naturales para beneficio de los quintanarroenses y de los millones de turistas que nos visitan.
¿No lo cree así, amable lector?