Ayuda.


Es la que, por instrucciones del Gobernador Carlos Joaquín González, continúa fluyendo en las comunidades del Centro y Sur del Estado que quedaron incomunicadas ante las inundaciones y escurrimientos provocados por las tormentas

tropicales “Amanda” y “Cristóbal”, a fin de que las familias que ahí habitan, puedan regresar a la normalidad en el menor tiempo posible.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, fue el propio jefe del Ejecutivo quien, al tiempo que informó que, en coordinación con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), ayer iniciaron hoy los trabajos de reparación del tramo de la carretera Miguel Alemán-Río Verde, en el municipio de Bacalar, el cual colapsó ante las fuertes lluvias, señaló que se mantienen los puentes aéreos que se establecieron con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la de Marina (Semar), a fin de dotar a los damnificados de alimentos, insumos y demás implementos para enfrentar la emergencia, cumpliendo en todo momento con las medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus (covid-19).
En este sentido, el mandatario también informó que ayer mismo se restableció la circulación en la vía  Bacalar-Reforma, con un paso provisional que fue establecido por personal del Centro SCT-Quintana Roo, destacando que los citados fenómenos naturales, según las últimas estimaciones, provocaron daños en 329 kilómetros de carreteras en los municipios de Bacalar, Othón P. Blanco, José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto.
Al respecto, no se puede perder de vista que, hasta el pasado domingo, más de seis mil 660 familias de las 68 poblaciones que resultaron afectadas habían recibido apoyo del Gobierno del Estado a través de más de seis mil 170 despensas, 852 kilos de frijol, mil 664 litros de agua potable, 305 colchonetas, más de dos toneladas y media de carne, pipas de agua para labores domésticas y láminas para la reparación de techos.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar lo afirmado por el Gobernador en cuanto a que la atención a las familias afectadas se mantendrá a la par con el plan “Reactivemos Quintana Roo”, a fin de superar tanto las afectaciones causadas tanto por los caprichos de la naturaleza como por la contingencia sanitaria del covid-19.
¿No lo cree así, amable lector?