Atención.


Es la que, invariablemente, deberán prestar todas las chetumaleñas y chetumaleños a las medidas sanitarias que anunció anoche el Gobernador Carlos Joaquín González, a fin de reducir al máximo el riesgo de contagio por coronavirus

(covid-19) en la capital del Estado.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, el jefe del Ejecutivo sostuvo que es imprescindible que todas las familias se queden en casa y, para ello, se contará con el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública (SPP) y de la Guardia Nacional para pedirle a la gente que así lo haga, esto sin contar con que también se aplicarán cuestionarios de salud y auto declaración de forma obligatoria e intensa en el aeropuerto, y se cerrará la entrada a la ciudad para quienes no sean habitantes de la misma.
En este sentido, el mandatario indicó que a través de las secretarías de Finanzas y Planeación (Sefiplan) y de Desarrollo Económico (Sede), además de que se establecerán horarios limitados en los diversos supermercados y se ordenará el cierre de negocios no necesarios para el abasto, también se cancela la venta de bebidas alcohólicas por los próximos 14 días, destacando que los empleados y trabajadores del Gobierno del Estado en Chetumal tienen la responsabilidad de replicar estas disposiciones para mantener a todos a salvo en la ciudad.
Al respecto, Joaquín González indicó que el Gobierno del Estado mantendrá guardias en sus oficinas de atención a la gente y todos los demás trabajadores se quedarán en casa de manera permanente laborando en línea por las próximas dos semanas, siendo que a través de la Secretaría de Gobierno (Segob) ya se estableció coordinación con el presidente municipal de Othón P. Blanco, Otoniel Segovia Martínez, para alcanzar el nivel de distanciamiento y aislamiento que se requiere para hacer frente al covid-19 y contener su propagación en esta parte de Quintana Roo.
Con base en lo anterior, y dado que se trata de salvar vidas humanas, no queda más que replicar el llamado del Gobernador a la participación de todos y cada uno de los habitantes de la capital del Estado, en aras de que juntos podamos salir delante de esta contingencia.
¿No lo cree así, amable lector?