Indiscutible.


Así fue el Gobernador Carlos Joaquín González al señalar que ante la contingencia sanitaria provocada por el coronavirus (covid-19) en la entidad, esta es la hora de la acción solidaria, por lo que no hay espacio para egoísmos ni abusos.


Y es que al ofrecer un mensaje a la población para informar sobre la situación en torno a este padecimiento, el jefe del Ejecutivo, al tiempo que dejó en claro que, ante todo, se debe proteger a las familias en dificultades económicas e impulsar el rescate del sector turístico, reiteró su llamado a los empresarios y empleadores para que mantengan su planta laboral, para que sus trabajadores cuenten con los medios suficientes durante el distanciamiento social, y que esto no sea sólo una concesión, sino una muestra de reciprocidad hacia ese Quintana Roo que tanto les ha dado.
En este sentido, el mandatario, luego de mencionar los estímulos y apoyos que se están brindando a los empresarios que se sumen a esta acción conjunta, sostuvo que si bien respeta a quienes simplemente han favorecido sus intereses propios, vigilará, de acuerdo con la Ley, el cumplimiento absoluto a los derechos de los trabajadores despedidos y, en su momento, su administración sabrá corresponderles cuando así lo requieran.
Al respecto, el mandatario señaló que, al día de hoy, la meta es reducir al mínimo la actividad pública y evitar lo más posible el contacto personal para disminuir la posibilidad de contagio, de ahí su exhorto a que los casinos, bares, discotecas, cines, plazas comerciales, espacios de culto religioso y gimnasios paren sus actividades durante la contingencia, subrayando a la población la importancia de no tener fiestas ni reuniones, de cumplir con las medidas de higiene y atender a la recomendación del distanciamiento social que no significa división entre unos y otros, sino protección de unos a otros.
Con base en lo anterior, y dado el firme compromiso que estableció de apoyar a todos los ciudadanos que lo requieran, tanto en su salud, como en el abasto básico para su alimentación, no queda más que resaltar lo afirmado por el Gobernador en cuanto a que si bien los quintanarroenses hemos enfrentado etapas adversas, al final las hemos convertido en aprendizaje y fortaleza para recuperarnos y crecer, por lo que esta no será la excepción, y es así como, una vez más, juntos saldremos adelante.
¿No lo cree así, amable lector?