Acertada.

 

Y en toda la extensión de la palabra, fue la decisión que tomaron los integrantes del Honorable Consejo de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo) de reducir, a partir de enero próximo, las percepciones salariales de los altos mandos administrativos

de la institución, a fin de generar a la misma un ahorro de 4.8 millones de pesos durante el próximo año.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, fue el rector de la máxima casa de estudios de la entidad, Francisco López Mena, quien a través de su cuenta de Facebook indicó que en el marco de la 47 Reunión Plenaria del Consejo Nacional de Autoridades Educativas, la cual se celebró el pasado viernes en la cabecera municipal de Benito Juárez, los integrantes de dicho organismo universitario sostuvieron una fructífica reunión con el Gobernador Carlos Joaquín González, y con el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma Barragán, en la que abordaron diversos temas relativos al mejoramiento de la enseñanza en el nivel superior, siendo que, posteriormente, determinaron asumir la medida arriba señalada, en atención a la política de austeridad dispuesta por el Ejecutivo Federal.
En este sentido, el antes citado hizo un amplio reconocimiento a quienes desempeñan las funciones administrativas dentro de la Uqroo, ya que su respaldo manifiesto ante esta decisión los convierte en un verdadero ejemplo de solidaridad con el bien de su alma mater.
Al respecto, López Mena fue claro al afirmar que con esta medida y otros ahorros de carácter general que se están previendo en rubros como la gasolina y los  viáticos, así como un uso eficiente de la energía eléctrica, el Honorable Consejo Universitario resolvió que a ningún otro trabajador se le reducirá cantidad alguna en sus ingresos y que todos sin excepción seguirán recibiendo las mismas prestaciones que hasta hoy se les vienen otorgando conforme a la Ley.
Con base en lo anterior, no queda más subrayar lo afirmado por el rector de la máxima casa de estudios de la entidad en cuanto a la disposición que existe entre la comunidad universitaria de continuar abonando al engrandecimiento de la institución con transparencia, honestidad y un firme compromiso con la misma.
¿No lo cree así, amable lector?