Puntual.


Así fue el Gobernador Carlos Joaquín González al señalar que hoy la sociedad debe entender que los problemas se solucionan entre todas y todos, con la búsqueda de consensos y no del disenso, ya que si los beneficios son para todos, los

perjuicios también los sufrimos todos, de ahí la imperiosa necesidad de trabajar juntos, de hacer equipo y de dialogar.
Y es que en el marco de la Sesión Solemne de la XVI Legislatura del Congreso local, con motivo del  45 Aniversario de la creación del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, el jefe del Ejecutivo, al tiempo que dejó en claro que el diálogo entre el oficialismo y la oposición debe ser una constante, ya que nadie puede sentirse el redentor de soluciones mágicas por el simple hecho de haber ganado una elección, sostuvo que, al día de hoy, es necesario comprender que, para seguir el rumbo trazado, no podemos refugiarnos en un pasado que muchas veces nos llenó de frustraciones, por lo que es imprescindible entender que hay actuar en el presente, pero con la mirada puesta en el futuro, ya que sólo así se podrá encontrar la forma de hacer frente a esos problemas que no se pueden resolver de la noche a la mañana.
En este sentido, el mandatario destacó que en los últimos tres años se han recuperado dos condiciones impostergables para consolidar el camino hacia la madurez institucional, la primera, la libertad de pensar, de no callar, de expresarse sin temer al yugo autoritario o del exilio por no pensar igual; y la segunda, el haberle devuelto la potestad a una ciudadanía que quería transformarse en una sociedad abierta para vivir una vida plena en democracia.
Al respecto, Joaquín González expresó que si bien en Quintana Roo se han sobrellevado muchos retos, algunos ya superados como el crecimiento con el liderazgo turístico y de infraestructura en el Norte, la solución de otros está aún rezagada, de ahí el firme propósito de su administración de generar las condiciones necesarias para acabar con la desigualdad.
Con base en lo anterior, no queda más que hacer eco de la convocatoria del Gobernador a los quintanarroenses para superar cualquier división privilegiando siempre la unidad, a fin de lograr un entendimiento en el que prevalezca la palabra por encima de las agresiones, las descalificaciones y, sobre todo, las discriminaciones.
¿No lo cree así, amable lector?