Preciso.


Lo mismo que enteramente oportuno, fue el Gobernador Carlos Joaquín González al señalar que, en los tiempos actuales que vive el país, se hace imperante establecer un nuevo esquema de coordinación fiscal más equitativo para los Estados,

a fin de atender las necesidades de la gente que vive en ciudades que crecen a un ritmo acelerado, como las de Quintana Roo.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, al participar en el Foro Forbes de Negocios que se realizó en la Ciudad de México, el jefe del Ejecutivo, quien junto con su similar de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, realizó una exposición denominada “Gobernadores, el otro poder”, destacó la conveniencia de convocar a una convención hacendaria en la que los Estados puedan aportar su visión del tema, al igual que como lo han hecho los mandatarios emanados del Partido Acción Nacional (PAN).
En este sentido, el mandatario indicó que durante el primer semestre de 2019, la entidad captó 309 millones de dólares en inversiones extranjeras, siendo que, en los últimos tres años, estas ya rebasan los seis mil, gracias al impulso que se ha brindado a grandes proyectos ligados al sector turístico y al desarrollo de infraestructura, en los que el cuidado al medio ambiente y el entorno natural ha sido una constante, dado el firme compromiso de su administración de continuar apostando a la sustentabilidad.
Al respecto, Joaquín González resaltó los grandes esfuerzos que se han realizado, de la mano de la iniciativa privada, para mantener la presencia de la entidad en las diversas ferias internacionales, tras la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), logrando con recursos propios sostener la difusión de los innigualables atractivos de Cancún, Cozumel, la Riviera Maya, Holbox, Bacalar y Mahahual, a fin de que cada día sean más los turistas que visiten el Caribe mexicano.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar lo afirmado por el Gobernador en cuanto a que hoy en Quintana Roo se está trabajando sin descanso para dar certidumbre jurídica a la inversiones, cerrar el paso a la corrupción y fortalecer la transparencia, a fin de mantener ya no solo la confianza de los empresarios, sino de la sociedad en su conjunto.
¿No lo cree así, amable lector?