Productivo.


Y en toda la extensión de la palabra, resultará el convenio que signó el titular del Instituto para el Desarrollo y Financiamiento del Estado (Idefin-Pro Quintana Roo), Bernardo Cueto Riestra, con la Asociación Mexicana de Profesionales

Inmobiliarios (AMPI) y la Asociación Mexicana de Asistencia en el Retiro (AMAR), a fin de impulsar el crecimiento de inversiones en bienes raíces y satisfacer la demanda inmobiliaria del sector conocido como Baby Boomers, el cual conforman personas nacidas durante el periodo contemporáneo y posterior a la Segunda Guerra Mundial, ahora naturalmente en edad de retiro.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, el antes citado, en el marco del foro “Transformación Inmobiliaria Comprometidos con el Futuro”, que se llevó a cabo en el Centro de Convenciones de Cancún, sostuvo que con la firma de este acuerdo se dio otro paso firme hacia la diversificación económica de Quintana Roo, subrayando que si bien el sector inmobiliario aporta el 14% del PIB estatal y su tendencia es a la alza, identificar nichos de oportunidad dentro de un sector tan sólido como el de los Baby Boomers, permite ofrecer a los empresarios nacionales y extranjeros portafolios de inversión en segmentos específicos de la población.
En este sentido, el funcionario fue claro al señalar que la ubicación geográfica de Quintana Roo y su conectividad aérea también resulta idónea para los Baby Boomers, y es así como la consolidación de una comunidad en edad de retiro como esta también elevará la demanda de servicios médicos, de cuidados especiales, alimentarios, entre otros.
Al respecto, no se puede perder de vista que, tan sólo en Estados Unidos, el sector de los Baby Boomers agrupa a 78 millones de personas, siendo que un importante porcentaje de estas cuenta con un poder adquisitivo alto que busca regiones cálidas y paradisiacas alrededor del mundo con el objetivo de comprar bienes inmuebles para pasar largas temporadas, generando a su alrededor una notable derrama económica.
Con base en lo anterior, no queda más que reconocer lo afirmado por Cueto Riestra en cuantro a la importancia de que Quintana Roo se perfile como una nueva opción y un mercado natural dentro del segmento de bienes raíces para los Baby Boomers, dados los grandes beneficios que esto traerá para la población.
¿No lo cree así, amable lector?