Reto.


El de lograr un equilibrio que, al tiempo que permita disminuir la desigualdad, también propicie que el  crecimiento económico que observa la entidad se refleje en mejores condiciones para que familias quintanarroenses vivan mejor, es el que

ayer destacó el Gobernador Carlos Joaquín González.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, al inaugurar la Semana de Seguridad y Salud en los Centros de Trabajo 2019, el jefe del Ejecutivo subrayó la imperiosa necesidad de no sólo fortalecer la legislación en la materia, sino avanzar en la cultura de la prevención de riesgos, y es así como este evento, el cual concluirá el próximo día 13, incluirá la realización de  talleres, conferencias, simulacros en los municipios, así como la entrega de reconocimientos a las empresas que se han distinguido por impulsar medidas para salvaguardar la integridad de quienes conforman su planta laboral.
En este sentido, fue la titular de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STyPS), Catalina Portillo Navarro, quien indicó que durante el año 2016, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Quintana Roo alcanzó una tasa de riesgos de accidentes de trabajo del 2.9 por ciento, siendo que en 2017 esta disminuyó a 2.7 y en 2018 se ubicó en 2.6, lo que representa un beneficio directo ya no sólo para los trabajadores, sino también para los empresarios, ante la reducción de las primas que tienen que pagar conforme a la Ley.
Al respecto, no se puede perder de vista que durante el ejercicio 2017, el Indice de Accidentes de Trabajo en Quintana Roo era de 84.84 por ciento, y es así como en 2018 la cifra bajó a 82.26, siendo que en lo que se conoce como Percances en Trayecto, la frecuencia también bajó de 14.11 a 11.20, y en el rubro de Enfermedades disminuyó de 3.95 a 3.62, según datos aportados por Isaac Montiel Reyes, encargado del despacho de la Representación Territorial de la Secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS) en la entidad.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar lo afirmado por el Gobernador en cuanto a que si bien el Estado tiene la necesidad de rehacer y restablecer su tejido social, la mejor manera de hacerlo es que todos tengan conciencia de ello, de tal suerte que, si se presta atención a los requerimientos los trabajadores, se tendrá una mano de obra productiva, competitiva y que abone al desarrollo social.
¿No lo cree así, amable lector?