Confianza.


La que los ciudadanos mantienen en la administración del Gobernador Carlos Joaquín González, ante su incesante lucha contra la corrupción y la honestidad que ha ponderado en el ejercicio de los recursos públicos, es la que se puso de

manifiesto ayer al confirmarse que en lo que va del presente año, la recaudación tributaria ha aumentado en 10%, colocando a la entidad en el segundo lugar nacional en generación de recursos propios y en el cuarto en autonomía financiera.
Y es que al inaugurar las oficinas centrales del Servicio de Administración Tributaria de Quintana Roo (SATQ), las cuales disponen de herramientas tecnológicas que contribuyen a la construcción de una administración tributaria moderna, eficiente, cercana a la gente, con estrategias de simplificación, progresividad y fomento a la formalidad, el jefe del Ejecutivo sostuvo que con la operación de dicho organismo se marca un antes y un después en las finanzas estatales, garantizándose la atención oportuna de las necesidades de la población.
En este sentido, el mandatario recordó que hace tres años el Gobierno del Estado estaba prácticamente en quiebra y financieramente a punto del caos, de ahí que, al día de hoy, sea motivo de orgullo que este disponga de una tasa de recaudación óptima dentro de la totalidad del sistema financiero, ya que esto tiene mucho que ver con el profesionalismo, con el compromiso y con la idea de que el Poder Ejecutivo y sus dependencias están haciendo bien su tarea en beneficio de los quintanarroenses.
Al respecto, la titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Yohanet Torres Muñoz, subrayó que, con la entrada en vigor del SATQ, se espera un incremento en la recaudación directa del 15 por ciento, lo que representa un monto de 750 millones de pesos más en comparación con el ejercicio inmediato anterior.
Con base en lo anterior, y dado que con este servicio, por primera vez en la historia de la entidad y sin necesidad de hacer filas, los contribuyentes dispondrán de una asesoría enteramente personalizada y libre de trámites engorrosos, justo es reconocer la voluntad del Gobernador de seguir apostando a un Estado moderno, eficiente y con más y mejores oportunidades para todos.
¿No lo cree así, amable lector?