Productivo.

 


Así fue el encuentro que en su calidad de presidenta del Grupo Económico de la Región Sur-Sureste (Gersse) sostuvo la titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sede), Rosa Elena Lozano Vázquez, con el secretario de Relaciones

Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, así como con los embajadores y representantes de 88 países y 44 organismos internacionales acreditados en México.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, en este evento, al cual también se dieron cita los integrantes de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Económico (AMSDE), al tiempo que se abrieron mesas especializadas de trabajo en materia de  industria, energía, sector automotriz y agroalimentario, los líderes de las cinco regiones nacionales en que se divide el citado organismo informaron al cuerpo diplomático acreditado en el país sobre los proyectos emblemáticos y las ventajas de invertir en cada uno de sus Estados.
En este sentido, la funcionaria aseguró que la Región Sur-Sureste de México es un espacio que se está constituyendo, hoy más que nunca, como una zona multiestratégica para el desarrollo de los negocios y la atracción de inversiones, siendo que, al día de hoy, se están impulsando numerosos proyectos logísticos e industriales de alto impacto y marcada incidencia en el comercio exterior, los cuales habrán de fortalecer la economía nacional, a partir del impulso y detonación del desarrollo regional.
Al respecto, la titular de la Sede, quien destacó las bondades en el extenso Corredor Turístico-Logístico Riviera Maya-Costa Maya, el Puerto Juárez-Punta Sam, y en el Parque Industrial con Recinto Fiscalizado Estratégico de Chetumal, en la frontera con Belice, señaló que ya es digna de considerarse la existencia, proyección, construcción y consolidación en la Región Sur-Sureste de diversas Plataformas Logísticas, así como de grandes y competitivas obras de infraestructura de interconectividad carretera, ferroviaria y marítima, las cuales están llamadas a ser impulsoras de la actividad productiva y comercial regional, nacional e internacional de México.
Con base en lo anterior, no queda más que esperar, como bien lo señaló Lozano Vázquez, que los resultados de esta reunión se reflejen a corto y mediano plazo en más y mejores empleos para los quintanarroenses.
¿No lo cree así, amable lector?