Tangibles.


Así son las acciones que, al día de hoy, está emprendiendo el Gobernador Carlos Joaquín González para abatir la desigualdad en la zona rural de la entidad y, con ello, a diferencia de lo que ocurrió en otros años, otorgar a sus habitantes

la oportunidad de acceder a una mejor calidad de vida.
Y lo anterior viene a colación luego de confirmarse que, por disposición del jefe del Ejecutivo, 19 comunidades de los municipios de Bacalar y Othón P. Blanco ya cuentan con acceso a Internet gratuito en beneficio de más de 13 mil personas, lo cual, sin lugar a dudas, y dada la importancia de lo que esto representa, ya no sólo para una mejor comunicación, sino para el fortalecimiento de la educación de los niños y jóvenes, no puede menos que resaltarse.
En este sentido, y en lo que al municipio de Bacalar se refiere, se sabe que actualmente, a través del Instituto Quintanarroense de Innovación Tecnológica (IQIT), a cargo de Marcos Bravo Fabián, se está trabajando en Altos de Sevilla, Limones, Zamora, Divorciados, Valle Hermoso, Blanca Flor, Maya Balam, Río Verde y Miguel Alemán, mientras que en Othón P. Blanco se está beneficiando a los vecinos de Caobas, Josefa Ortiz de Domínguez, San Pedro Peralta, Carlos A. Madrazo y la Ribera del Río Hondo.
Al respecto, no se puede perder de vista que en Quintana Roo, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (Endutih) 2017, siete de cada 10 personas que habitan en las comunidades carecen de acceso a internet, siendo que de 500 mil 761 hogares, sólo 343 mil 442 están conectados en todo el Estado y el 28% se encuentra en las zonas rurales.
Con base en lo anterior, no queda más que subrayar la firme disposición del Gobernador de, siendo la educación una de las más altas prioridades de su administración, continuar redoblando esfuerzos para que los alumnos de todos los rincones de la entidad cuenten con instalaciones dignas, material didáctico, maestros bien preparados y ahora también con conexiones a internet sin costo alguno, lo cual, sin lugar a dudas, permitirá elevar los niveles y la calidad de la enseñanza que reciben para así aspirar a un futuro más promisorio.
¿No lo cree así, amable lector?