Vanguardia.

 


Es en la que se colocará Quintana Roo con la entrada en vigor del Servicio de Administración Tributaria del Estado (SAT-Q), un órgano desconcentrado de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) que vendrá a fortalecer el Plan

Estatal de Desarrollo 2016- 2022 del Gobernador Carlos Joaquín González.
Y es que tal y como dimos cuenta con oportunidad, fue la titular de la citada dependencia, Yohanet Torres Muñoz, quien explicó que uno de los aspectos más importantes de este nuevo órgano será la creación de la Dirección de Servicio al Contribuyente, la cual no sólo permitirá a los ciudadanos acercarse a la autoridad para resolver sus inquietudes de manera rápida y sencilla, sino que también hará más eficientes los procesos de recaudación, combatirá la corrupción y seguirá fomentando la transparencia al interior de la administración estatal.
En este sentido, la antes mencionada expuso que el SAT-Q tiene como objetivo la administración tributaria de Quintana Roo, y atenderá cualquier asunto relacionado con las contribuciones estatales y federales de acuerdo con el convenio de colaboración fiscal que se tiene con la Federación, siendo que con su creación se busca concentrar los procesos, programas, políticas y resultados en una sola entidad gubernamental, de manera que, al tiempo que el ciudadano pueda solventar sus problemas, dudas o cualquier tipo de trámite relacionado con el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, también se propicie un aumento sustancial en la recaudación anual de los impuestos más importantes para la entidad como son el del Hospedaje y el de Nómina.
Al respecto, no se puede perder de vista que entre las áreas que integrarán el SAT-Q se encuentran las de Recaudación, Servicio al Contribuyente, Auditoría y la Jurídica, siendo que en un futuro, como lo confirmó la propia Torres Muñoz, se creará una Unidad de Inteligencia Financiera para detectar operaciones de riesgo y esquemas agresivos de evasión, mediante el desarrollo de tecnologías que permitan la explotación de las bases de datos de diferentes organismos fiscales y financieros.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar la importancia de este sistema que, sin lugar a dudas, vendrá a abonar a la firme voluntad del Gobernador de consolidar una administración moderna, honesta y enteramente eficiente.
¿No lo cree así, amable lector?