Modernización.


La que desde el inicio de su administración ha impulsado el Gobernador Carlos Joaquín González al interior de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), es la que hoy está permitiendo ofrecer a los contribuyentes una amplia

gama de facilidades para que puedan cumplir en tiempo y forma con sus obligaciones fiscales.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, la dependencia implantó la digitalización de los expedientes de su personal y los servicios en línea para tramitar las licencias de bebidas alcohólicas con la utilización de la firma electrónica en Código QR, lo cual, sin lugar a dudas, no sólo garantiza la transparencia de los pagos realizados, sino que abona a la confianza y la certeza de los ciudadanos, al hacer que sus datos personales sean totalmente confidenciales y, con ello, se cierre el paso a los llamados robos de identidad.
En este sentido, fue la titular de la Sefiplan, Yohanet Torres Muñoz, quien resaltó que Quintana Roo es el décimo sexto Estado de la República Mexicana en utilizar esta modalidad, misma que otorga una mayor eficiencia a los procesos administrativos generando ahorros en tiempo y reduciendo sustancialmente los índices de corrupción, siendo que, además, con la finalidad de actualizarse, disminuir filas en las oficinas de recaudación y ofrecer más opciones a los contribuyentes, a partir de ahora puede hacerse el pago de impuestos y servicios en todas las tiendas Oxxo de Quintana Roo y en las 26 sucursales de Telecomm Telégrafos, ampliando así el servicio de pagos de impuestos, derechos, productos, aprovechamientos e ingresos federales.
Al respecto, la antes citada resaltó que con estos avances digitales se cumplen los objetivos de la mejora regulatoria que al día de hoy forma parte de los ejes fundamentales en la administración del jefe del Ejecutivo, a fin de contribuir al desarrollo económico de Quintana Roo.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar la firme decisión del Gobernador de fortalecer las finanzas del Estado, mediante la implementación oportuna de políticas de ingresos y egresos adecuadas, de una administración tributaria eficiente, de una correcta defensa del interés fiscal y con una programación y presupuestación del gasto público mesurado que realmente permita ofrecer a la gente una mejor calidad de vida.
¿No lo cree así, amable lector?