Preciso

 

Así fue el llamado que hizo ayer el Gobernador Carlos Joaquín González a las autoridades federales, estatales y municipales, a los ciudadanos y al sector empresarial, para trabajar juntos en aras de dotar de una mayor seguridad a las familias quintanarroenses.

Y es que al encabezar la inédita entrega de 162 patrullas a la Policía Estatal Preventiva (PEP) y a sus similares de los 11 municipios de la entidad, con una inversión de 112 millones 576 mil pesos, el jefe del Ejecutivo fue claro al señalar que si bien estas no van a resolver de un día para otro el problema de la inseguridad, servirán para tener una mayor vigilancia en las calles, los parques y demás, abonando a la tranquilidad de los casi dos millones de habitantes con que hoy cuenta el Estado.
En este sentido, el mandatario precisó que la mayor incidencia de actos delictivos se registra en las zonas en donde los ciudadanos carecen de servicios públicos y viven en condiciones de hacinamiento, de ahí la importancia de garantizar más y mejores condiciones de desarrollo para todos, mediante la generación de un mayor número de empleos, de ahí su firme voluntad de seguir alentando la inversión, ya que, definitivamente, no basta con los 36 mil que se han generado de enero a la fecha.
Al respecto, no se puede perder de vista que gracias al compromiso de Joaquín González, a la fecha se tienen notables avances no sólo en el equipamiento de las diversas corporaciones policiacas, sino también en la dignificación y la profesionalización de sus elementos, esto sin contar con el proyecto que se tiene de crear un cerco tecnológico como herramienta fundamental que permita, desde un puesto de mando, tomar las decisiones más efectivas en materia preventiva y de reacción inmediata.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar los alcances de esta entrega, insistimos, sin precedente en la historia de la entidad, misma que, como acertadamente lo señaló el Gobernador, en los próximos días se complementará con la dotación de uniformes y equipo táctico para el fortalecimiento de la seguridad pública, hoy por hoy, como se ha podido corroborar, una de las más altas prioridades de su administración.
¿No lo cree así, amable lector?