Intensa


Lo mismo que enteramente fructífera es la labor que ha realizado hasta el momento la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS), bajo la batuta de Catalina Portillo Navarro, en aras de revertir el grave daño que se causó a numerosos empresarios durante la pasada administración estatal, con una serie de juicios laborales simulados que fueron fraguados para arrebatarles lo mismo hoteles que terrenos con un alto valor comercial, departamentos de lujo, residencias y millonarias cuentas bancarias.

Y es que al continuar con la glosa del Primer Informe del Gobernador Carlos Joaquín González, la antes citada compareció ayer ante los integrantes de la XV Legislatura del Congreso del Estado para exponer la situación y los avances logrados a la fecha en materia laboral, destacándose la generación de 32 mil 805 empleos, lo que representa en tan sólo un año, 13.43 veces más que en todo el sexenio anterior.
En este sentido, luego de hacer entrega de un documento que contiene información detallada con evidencia documental y fotográfica del trabajo realizado, la funcionaria dio a conocer que hasta el momento se han restituido 4 bienes inmuebles a personas que fueron despojados de los mismos causándoles un daño patrimonial por 25 millones de pesos, amén de que también se han recuperado 345 millones por los mencionados juicios simulados en los que, como dimos cuenta con oportunidad, los propios auxiliares administrativos de la STyPS se hacían pasar por trabajadores despedidos y decían tener percepciones de hasta 700 mil pesos mensuales.
Al respecto, Portillo Navarro indicó a los legisladores  que desde octubre pasado se homologaron los criterios para tener una sola base de notificaciones para todas las demandas laborales y es así como  ya no existen los juicios en rebeldía, es decir, todos los demandados tendrán que ejercer su derecho de audiencia y los actuarios tendrán que conducirse como lo establece la Ley.
Con base en lo anterior, y ante los resultados que están a la vista, no queda más que resaltar el empeño y la dedicación de la titular de la STyPS y de sus colaboradores, por darle a la misma un nuevo rostro y, más importante aún, tomar las medidas que sean necesarias para recuperar su buen nombre en beneficio de la clase trabajadora quintanarroense.
¿No lo cree así, amable lector?