Transformación

Es la que a lo largo de los últimos 30 años ha sido una constante que le ha permitido a Diario de Quintana Roo no sólo mantenerse a la par de los tiempos, sino en la preferencia de miles de quintanarroenses que ven reflejada en cada una de sus páginas, la grandeza de un Estado que hoy es ejemplo de éxito y prosperidad, gracias al trabajo, al esfuerzo y al empeño constante de su gente.

Y es que al arribar a tres décadas de labores ininterrumpidas, quienes formamos parte de esta Casa Editora no podemos menos que reconocer que ha sido gracias a la confianza de nuestros lectores y anunciantes como hemos podido mantenernos siempre a la vanguardia del acontecer cotidiano de la entidad y, más importante aún, no cesar en la tarea de seguir ofreciendo un producto periodístico de la más alta calidad, en el que con absoluta libertad, veracidad y un alto sentido de responsabilidad, todas, absolutamente todas las expresiones tengan cabida.
En este tenor, si bien este aniversario, por todo cuanto representa, es motivo de festejo, lo es también para ratificar una vez más que, como empresa líder en el Sureste mexicano, Diario de Quintana Roo continuará manteniendo su línea editorial del lado de la gente y es así como atendiendo al compromiso que hemos hecho valer a lo largo de la historia, seguiremos siendo ese vínculo por el que las autoridades de todos los niveles, no sólo puedan identificar de primera mano la problemática existente en los 11 municipios, sino que, a su vez, puedan contar con los elementos necesarios para atenderla y resolverla, bajo el entendido de que, ante todo, lo único que importa es el bien del Estado.
Al respecto, y acorde con el dinamismo que demanda la realidad que estamos viviendo en todos los rincones del país, sirva esta celebración para dejar sentado que habremos de redoblar esfuerzos para hacer de nuestro quehacer noticioso un factor que, si bien por un lado contribuya a fortalecer nuestra identidad, continúe siendo de entera utilidad para quienes nos hacen el favor de recibirnos diariamente en sus hogares.
Con base en lo anterior, no queda más que agradecer a todos nuestros lectores y anunciantes por el invaluable respaldo que nos brindan, mismo que, a 30 años de distancia, y ahí están los hechos que así lo confirman, continúa siendo nuestro mejor motivo para seguir integrados a la vida quintanarroense.