Firme


Así es el compromiso que ha establecido el Gobernador Carlos Joaquín González, a fin de que, junto con la sociedad, a la vez que se ponga orden en la administración pública estatal, los recursos se empleen en programas y acciones para el beneficio de todos los quintanarroenses.

Y lo anterior viene a colación porque fue en el marco de la presentación del programa “Médico en tu Casa”, de la cual dimos cuenta oportunamente a través de nuestras páginas, donde el jefe del Ejecutivo señaló que la salud de la población es y será una alta prioridad, y es así como atendiendo a un justo reclamo que por mucho tiempo se mantuvo en el aire, su Gobierno acercará el personal médico a las colonias y llevará los servicios que la gente necesita, con la instalación de dispensarios en todos y cada uno de los municipios de Quintana Roo.
En este sentido, el mandatario reiteró su voluntad de acabar con la desigualdad que aún prevalece en la entidad, abriendo más oportunidades para todos, particularmente en lo que al rubro de la salud se refiere, indicando que con el programa “Consulta Segura” que también impulsará su administración, el cual se encargará de la contratación de recursos humanos, así como de la compra de insumos médicos y equipamiento para la detección de factores de riesgo como la obesidad, la diabetes y la anemia, entre otras enfermedades, se podrá atender y cuidar a las familias quintanarroenses, bajo el entendido de que sólo así se fortalecerá su desarrollo y, por consiguiente, su prosperidad.
Al respecto, Joaquín González destacó la necesidad de poner especial atención a los esquemas preventivos para tener una población sana en lo familiar, espiritual, en la alimentación y, por supuesto, en su comportamiento como ciudadanos.
Con base en lo anterior, no queda más que subrayar, por un lado, la firme decisión del Gobernador de canalizar los recursos del erario con total transparencia y a donde verdaderamente se necesiten y, por el otro, su sensibilidad para entender y encauzar el sentir de los ciudadanos, a fin de emprender acciones como las ya mencionadas que, en los hechos, realmente los beneficien.
¿No lo cree así, amable lector?