Cereza

La del pastel, fue la que puso ayer el Gobernador Roberto Borge Angulo, en el marco de los logros alcanzados en los primeros tres años de su gestión, al confirmar importantes obras que se sumarán a las puestas en marcha para apuntalar el desarrollo de la entidad y elevar el nivel de vida de la población.

Y es que a tan sólo unas horas de rendir su Tercer Informe de Gobierno, el jefe del Ejecutivo reiteró ayer que en Chetumal, si bien se remozará la avenida Héroes y se concluirá la megaescultura, con el apoyo del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, no sólo se reanudará el dragado del Canal de Zaragoza en la Grand Costa Maya, sino también se construirá el Circuito de Libramiento Norte del Boulevard Bahía a Subteniente López, en la frontera con Belice, una obra largamente anhelada que permitirá aumentar el flujo de visitantes a la capital del Estado.
En este sentido, recordó que gracias a las gestiones realizadas ante el Gobierno Federal, la Secretaría de Salud destinará tres millones 500 mil pesos para instalar un Laboratorio de Biología Molecular para la detección del cáncer cérvico-uterino, con el cual Quintana Roo se ubicará entre las primeras entidades del país en incorporar la más moderna tecnología para confirmar o descartar este padecimiento en las mujeres.
Al respecto, y luego de subrayar la importancia del remozamiento del Centro de Convenciones y la conclusión del hospital de Isla Mujeres y el de Nicolás Bravo, así como la rehabilitación de la avenida Yaxchilán en Cancún, y la ampliación del Centro de Salud de Leona Vicario, el mandatario también puso énfasis en los beneficios que traerá la construcción de más caminos rurales para impulsar el progreso de la Zona Maya.
Con base en lo anterior y ante este cúmulo de promesas cumplidas, al cual se agregan el “Auditorio del Bienestar” y el Centro de Asistencia a Grupos Vulnerables y Mediación Comunitaria en Benito Juárez, además de la modernización de la imagen urbana y turística del Centro de Cozumel, justo es reconocer que Borge Angulo no bajará el ritmo de trabajo, menos aún cuando la meta de otorgar justicia e igualdad a todos los quintanarroenses la tiene muy bien definida y, como lo ha demostrado hasta el momento, no habrá algo que lo detenga para cumplirla.
¿No lo cree así, amable lector?