Beneplácito.

El que sin duda generó el Gobernador Roberto Borge Angulo entre los chetumaleños al anunciar que hoy, con una inversión de 110 millones de pesos, comenzará el remozamiento integral de la tradicional avenida De los Héroes, además de que no sólo se concluirá la Megaescultura del Boulevard para convertirla en el “Museo de la Bahía”, sino que se consolidará el dragado del Canal de Zaragoza, para impulsar la viabilidad turística del llamado “Santuario del Manatí” y su saneamiento ecológico.

Y es que en el marco del mensaje que dirigió con motivo de su Tercer Informe de Gobierno, el jefe del Ejecutivo ratificó su firme decisión de situar a su administración en armonía con el movimiento transformador que está impulsando el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y es así como también confirmó la rehabilitación de la Avenida Yaxchilán de Cancún, la conclusión del hospital de Nicolás Bravo, la ampliación del Centro de Salud de Leona Vicario, la construcción de más caminos rurales para impulsar el desarrollo de la Zona Maya, así como el remozamiento del Centro de Convenciones y la conclusión del nosocomio de Isla Mujeres.
En este sentido, el mandatario sostuvo que los quintanarroenses saben que llegó la hora de transformarnos en esa Nación soberana, digna, consciente de su importancia en el escenario internacional, y al mismo tiempo, capaz de abrazar y tratar con justicia e igualdad a todos sus hijos, de ahí la importancia del papel que hoy juega nuestro Estado, para seguir moviendo a México con el liderazgo y determinación del Ejecutivo Federal y con la conciencia plena de que un cambio es un proceso gradual y continuo que nos convoca a todos y que exige una participación plural y democrática.
Con base en lo anterior y ante la fructífera labor de un Gobernador como Borge Angulo, cuya inspiración es precisamente Quintana Roo y al que nada lo distrae de la importancia de generar mejores condiciones de bienestar para su pueblo, justo es reconocer que vamos por el camino correcto, y que en el umbral del 40 aniversario del Estado no queda más que redoblar esfuerzos, y como él mismo lo subrayó, hacer de la convivencia un compromiso para mantenernos como una sociedad justa, segura, productiva y líder en todos los aspectos.
¿No lo cree así, amable lector?