Realista.

Lo mismo que genuino y palpable, será el Informe que hoy rendirá el Gobernador Roberto Borge Angulo a la sociedad quintanarroense, con base en la franqueza y el alto sentido de responsabilidad que lo caracteriza, no sólo resaltando los logros alcanzados, que indudablemente son muchos, sino también fijando las metas que se habrán de cumplir en los meses por venir, en aras de consolidar esa entidad de progreso y mayor bienestar que desde el primer minuto, y al cabo de tres años de gestión, continúa ocupando todos los esfuerzos de su administración.

Y lo anterior viene a colación porque ha sido su compromiso, su oficio político y su inquebrantable voluntad de servir y hacerlo bien, lo que le ha permitido al jefe del Ejecutivo no sólo vencer los obstáculos que se han presentado, sino también asumir con entereza y eficiencia la difícil tarea de conducir a Quintana Roo a estadios sin precedentes, manteniendo su indiscutible liderazgo como el principal destino turístico de México y Latinoamérica, amén de su innegable presencia como uno de los cinco Estados más seguros del país.
En este sentido, no se puede menos que subrayar, como el propio mandatario lo ha hecho en innumerables ocasiones, que el invaluable apoyo del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ha sido fundamental no sólo para atender las necesidades más apremiantes de la población, sino para disponer de inversiones históricas en materia de salud, educación, agua potable, electrificación, infraestructura carretera, cultura, deporte y apoyo al campo, entre otros rubros.
Al respecto, tampoco se puede soslayar que Quintana Roo, gracias al esfuerzo que se ha desplegado en el último trienio, hoy es ejemplo a seguir en materia de desarrollo social, y para muestra los programas que hoy permiten no sólo apuntalar la economía familiar, sino mejorar, y en mucho, la calidad de vida de miles de quintanarroenses.
Con base en lo anterior, el balance que hoy habrá de presentarse, sin lugar a dudas, será fiel reflejo del éxito que se ha alcanzado gracias al incansable trabajo de un Gobernador como Borge Angulo que, insistimos, superando las adversidades y asumiendo los retos con valor y decisión, ha convertido su palabra en hechos concretos y, en consecuencia, se ha ganado a pulso el reconocimiento y el aplauso sincero de su pueblo.
¿No lo cree así, amable lector?