Ya no hay pretextos: Edson

Dice que llegó con miedo al Ajax y le faltó su
familia, pero está convencido de que puede mejorar

 

CIUDAD DE MEXICO, 28 de junio.- Se fue con las más altas expectativas a Holanda para cumplir el sueño europeo en el Verano del 2019, pero el primer año quedó muy por debajo de lo esperado y Edson Alvarez acepta que llegó con miedo al Ajax,

aunado a la distancia familiar con su pareja e hija que debió guardar por las leyes del país neerlandés.
"Claro que llegué con miedo, como todo jugador nuevo, mis compañeros argentinos me ayudaron con el idioma, es más fácil acercarte a ellos y preguntar las cosas. Después fui entendiendo el sistema", dijo Edson en entrevista con el club.
"En mi vida personal fue difícil no estar con mi novia y mi hija, era llegar a la casa solo, con frío, complicado, pero son cosas que suceden en la vida. Ella -su pareja- estuvo acá y pude estar en el nacimiento de mi hija, fue en el partido contra Chelsea, en la noche nació, fue el día más feliz de mi vida", agregó.
En el plano deportivo, Edson Alvarez apenas completó 4 partidos de 12 jugados en la Eredivisie, en una temporada que se canceló tras 26 fechas por la pandemia del coronavirus. Sus momentos más relevantes llegaron en la Champions League con dos goles, pero el club fracasó quedando fuera en Fase de Grupos cuando un año antes fue semifinalista.
"Quiero quedarme con esos momentos buenos… El primer año siempre es difícil para todos por la adaptación, pero este año no hay pretexto, quiero quedarme con todo. Quedaron las ganas de levantar el título porque se iba en ese camino, pero el coronavirus cambió al mundo, no solo al futbol, y hay prioridades como la salud de todos", apuntó.
Si bien afirmó que el entrenador le quitó la confianza cuando mejor empezaba a sentirse en el Ajax, el surgido del América no pone pretextos y acepta que no dio lo esperado.
"Cuando llegué, me sentí bien, al ritmo del equipo, jugué partidos importantes, pero vienen decisiones que no me corresponden -son del técnico Erik ten Hag- y dejé de jugar, pierdes mucho ritmo, pero pienso en dejar todo lo malo atrás, estoy muy contento y convencido que puede ser una gran temporada para mí".