Bucks y Raptors, por la corona

En la Conferencia Este

 

CIUDAD DE MEXICO, 14 de mayo.- Las Finales de la Conferencia Este tendrán un gran cambio este año, pues luego de ocho temporadas bajo el dominio de LeBron James, su reinado ha terminado y es momento de que surja un nuevo rey. Y las opciones son muy atractivas,

con Giannis Antetokounmpo y Kawhi Leonard, líderes respectivos de los Bucks de Milwaukee y Raptors de Toronto, los equipos que a partir de esta noche se disputarán la corona del Este.

Los Bucks arriban a sus primeras Finales de Conferencia desde 2001, cuandobajo el mando de George Karl y con Ray Allen, Glenn Robinson y Sam Cassell en la duela cayeron ante los Sixers. Los Raptors, por su parte, llegan a sus segundas Finales en los últimos cuatro años, luego de caer en la 2015-16 ante Cleveland, con Dwane Casey en el banquillo y DeMar DeRozan yJonasValanciunas acompañando a Kyle Lowry en el comando del equipo.

Uno de estos dos equipos repetirá la derrota en esta instancia, pero el otro llegará a las Finales de la NBA. Milwaukee lo haría por primera vez en 45 años, pues no han disputado un duelo por el título desde la temporada 1973-74, cuando llegaron como los representantes de la conferencia Oeste y cayeron ante los Celtics de Boston; mientras que Toronto debutaría, haciendo su primera aparición en Finales en los 24 años de historia que tiene el equipo nacido en la campaña 1995-96 y convirtiéndose, obviamente, en el primer equipo no estadunidense en disputar una Finales de la NBA.

El coach Mike Budenholzer ha conformado un trabuco alrededor de Antetokounmpo, indiscutiblemente uno de los mejores jugadores de la liga, sobre todo con su hombre insignia, KhrisMiddleton, quien ha jugado más minutos que Giannis en estos playoffs (32.8 contra 31.4), y apuntalando con Eric Bledsoe, George Hill y Malcolm Brogdon, certeros y letales tiradores desde prácticamente cualquier punto de la duela. Giannis brilla y sobresale, sí, pero Milwaukee no es un equipo de un solo hombre y ahí radica su fuerza, son capaces de encestar triples y dominantes en el juego interior.

Al inicio de la temporada, Toronto era una incógnita, con nuevo coach, nueva estrella y pocas garantías. A estas alturas es una muy grata demostración de calidad. El trabajo de Nick Nurse ha sido fenomenal, el desempeño de Kawhi Leonard extraordinario y el resultado prometedor, sobre todo porque Kawhi está jugando al nivel que alcanzó en San Antonio y Pascal Siakam, quien promedia 20.8 puntos por juego en los playoffs, es la superestrella que Nurse necesitaba para completar una tríadadominante, junto a Leonard y KyleLowry, que está jugando a su mejor nivel en años.

Milwaukee ganó 3-1 los entrenamientos durante la temporada regular, pero eso ya no importa ahora. Ahora lo importante es ganar cuatro juegos, y el choque entre los sembrados uno y dos del Este augura que tanto Milwaukee como Toronto son capaces de hacerlo, así que solo queda disfrutar del duelo Giannis-Kawhi y descubrir quién de los dos es capaz de ceñirse la corona que dejó vacante El Rey luego de ocho años de dominio.