Barcelona aplasta al Liverpool

Está cerca de la Final tras cuatro años de ausencia

 

BARCELONA, 1 de mayo.- Con el gol 600 de Lionel Messi, la culminación de una sequía de más de un año sin marcar de Luis Suárez en Champions, y con Marc ter Stegen convertido en una muralla, el Barcelona ya se saborea una Final

más en el torneo europeo, luego de pasarle por encima al Liverpool 3-0 esta noche en el juego de Ida de las Semifinales.

El conjunto catalán, con un tanto del Matador y un doblete de Lio, puso un pie en la siguiente ronda de la competencia, ante un cuadro inglés, que por momentos lo puso en aprietos, pero que no pudo concretar las llegadas de gol que generó, en parte gracias a la actuación del portero alemán, sobre todo en la primera media hora de la parte complementaria.

Tras más de un año de no anotar el delantero uruguayo, Luis Suárez volvió a festejar un gol en la Champions League, competencia en la que no marcaba desde el 4 de abril del 2018 en la serie de Cuartos de Final ante la Roma, equipo que los eliminó sorpresivamente de la competencia.

El Matador, con su instinto goleador, aprovechó un ligero espacio que se abrió dentro del área entre los dos defensas centrales. Jordi Alba lo vio y le puso un centro raso y exacto al que el charrúa llegó barriéndose para desviar el curso del esférico y mandarlo al fondo de la portería de Alisson.

Los locales dominaron el resto de la primera mitad sin poderlo reflejar en el marcador, situación que pese a la mejoría en la parte complementaria, el conjunto inglés no pudo aprovechar para igualar el marcador.

Liverpool salió con otra cara en los segundos 45 minutos. Metió al Barcelona en su cancha, y por momentos en su área, sin embargo se encontró con la figura de Marc ter Stegen, quien en tres ocasiones les quitó la posibilidad de empatar la pizarra. En dos tiros de James Milner y otro de Mohamed Salah.

Cuando se percibía que el 1-1 estaba cerca en el Nou Camp, Messi salió de la oscuridad y con una jugada individual en los linderos del área, abrió el camino para que los culés aumentaran la ventaja al minuto 75.

Lio tocó para Sergi Roberto, quien dejó pasar el balón hasta Suárez. El charrúa hizo contacto con la pierna y mandó su disparo al travesaño. El rebote lo tomó Messi, quien no dejó de seguir la acción y ya sin portero puso el 2-0.

El capitán blaugrana también fue el encargado de poner más peso a la losa que ya cargaba el Liverpool, y en un tiro libre al minuto 81, puso la pelota en el ángulo superior derecho de la portería de Alisson, quien pese a la estirada no pudo hacer nada para evitar el tercer gol del cuadro Campeón de la Liga de España.

Salah tuvo la posibilidad de acercar al Liverpool y darle vida en la serie, pero el atacante egipcio no pudo resolver una pelota dentro del área y con el portero fuera de la jugada. Quiso colocar tanto su disparo que lo estrelló en el poste, dejando escapar la más clara que habían tenido los ingleses en el duelo y que también hubiera aumentado las pocas posibilidades que ahora tienen de clasificarse a la Final.