Imprimir

Sobrevive en Serie del Caribe

Charros venció 3-2 a los Leñadores de Las Tunas

 

PANAMÁ, 7 de febrero.- Difícil otra vez, pero con un marcador distinto. Apoyado por el pitcheo, una gran tarde de Alonzo Harris y un sensacional Sergio Romo, Charros venció 3-2 a los Leñadores de Las Tunas en once innings y obtuvo su primer

triunfo en la Serie del Caribe 2019.

México sabía que no había mañana. Desde la primera entrada trató de ser agresivo. Alonzo Harris, primero en el orden, se puso en la antesala apoyado por Amadeo Zazueta y Japhet Amador y con wild pitch de Yariel Rodríguez abrió el marcador. Parecía que la ofensiva era para más, pero Dariel Álvarez y Jesús Valdez fueron dominados para terminar el peligro.

Pero la potencia de Cuba no se quiso quedar atrás. Frederich Cepeda pegó doble al jardín derecho y Yuniesky Larduet se anotó la del empate. Le siguió Alfredo Despaigne con otro doble que el propio Cepeda se encargó de registrar para que Leñeros de Las Tunas le diera vuelta al marcador.

A partir del segundo rollo se vivió un gran duelo de pitcheo. Barreda se encargaba de retirar a los cubanos Yadiel Rodríguez hacía lo propio. Al lanzador mexicano se le atoraron dos en base en el tercer inning pero sacó el brazo cuando más se necesitaba.

La pelota pequeña se le complicaba a Jalisco. Un equipo acostumbrado a parques donde vuela la pelota, batalló nuevamente con las condiciones tanto del clima como del rival.

Para la cuarta, una línea fue hacia Barreda, quien logró contener la pelota para colgar el cero.

Como podía, Jalisco poco a poco inclinaba la balanza y desgastaba al lanzador cubano. En el sexto rollo, Víctor Mendoza pegó un imparable al jardín derecho y Alonzo Harris llegó a home para poner el 2-2; y aunque logró empatar, nuevamente México quedaba con dos en base.

Roberto Vizcarra sabía que no podía regalar nada en el pitcheo. Barreda fue sustituido en la séptima por Rafael Martín, quien retiró rivales en fila. Édgar Torres entró por Martín y no permitió daño. Jake Sánchez se encargó del octavo y el pitcheo sostenía y hacía fuerte a México.

Llegó el noven rollo. Raidel Martínez, una de las más grandes promesas del beisbol cubano y que juega en las Menores de Japón, entró a cerrar el juego y ponerle hielo, y aunque Carlos Figueroa se le coló en primera, no pasó a mayores ante Dariel y Murillo.

El turno era para Cuba. Yordanis Samón llegó a primera con infield hit. Alomá tocó de sacrificio y Samón se puso en segunda. Gracial recibió base y Sergio Romo entró al rescate. El Mechón se encargó de Yosvani Alarcón y Alexander Ayala para mandar el juego a extrainnings.

Charros no podía fallar. Harris, quien había anotado las dos carreras mexicanas, se embasó por infield hit a primera y se robó la segunda. Zazueta pegó elevado de foul y Harris se puso en la antesala con dos outs. Liván Moinello entró al relevo y dominó a Stephen Cardullo que soltó un elevado para el tercer out.

Romo y la defensiva jalisciense se encargaron de Larduet, Benítez y Cepeda y el juego llegaba a 11 entradas, en la que se definió el juego.

Dariel Álvarez apareció en el momento más indicado. Aunque fue por wild pitch, se puso en primera, avanzó a segunda con toque de Figueroa y un sencillo de Ramón Ríos lo metería hasta home para el 3-2.

De nueva cuenta Romo y su defensiva apagaron a los últimos tres bateadores cubanos para llevarse el triunfo y seguir con vida en la Serie del Caribe.

Este viernes México tendrá que vencer a Venezuela por las máximas carreras posibles para seguir con aspiraciones a la final en Panamá 2019.