Goleada acostumbrada

FC Barcelona tramita una victoria de 7-0 ante el Hércules de Alicante, para avanzar en la Copa del Rey

BARCELONA, 21 de diciembre.- Barcelona se impuso en casa al Hércules con un contundente 7-0, en una noche redonda de Arda Turan quien hizo un triplete, los catalanes avanzaron a los Octavos de Final de la Copa del Rey.

Desde los primeros minutos el conjunto blaugrana fue quien impuso el ritmo del partido y tuvo el control de juego. Sin embargo no supo concretar las oportunidades frente a los blanquiazules que se encontraba bien parado en el terreno de juego y se defendía como podía.
Fue hasta le minuto 37 cuando el Camp Nou explotó tras la anotación de Lucas Digne quien con un remate de zurda mandó el esférico al fondo de la red.
Todo parecía que el conjunto local se iría al descanso  con la ventaja de un gol,  cuando un minuto antes de que terminara la primera parte, Fernando Román le cometió una falta dentro del área a Arda Turan, la cual fue sancionada con la pena máxima por el árbitro del encuentro , misma que fue cobrada por Ivan Rakitic quien convirtió el penalti de pierna derecha y al 44’ marcó el segundo para los locales.
Para la parte complementaria, el dueño del partido fue el conjunto catalán que a los cuatro minutos de juego aprovechó a una defensa totalmente descompuesta y tras una gran jugada de Arda Turan quien esquivo en el área a los defensores del equipo visitante envió el balón a Rafinha para que el brasileño sacara un potente disparo y marcara el tercero.
Cinco minutos después comenzó la magia de Turan, quien fue la figura del partido al marcar en tres ocasiones, el primero al 55’ con un remate de cabeza en el que el turco se adelantó a su marcador y con un potente testarazo incrustó el balón en la red dejando sin posibilidades al arquero visitante.
Después del cuarto gol, la escuadra del Hércules trató de combatir los ataques catalanes pero poco pudieron hacer y el quinto llegó de la mano de Paco Alcácer quien se estrenó con el Barcelona y marcó su primer tanto al 73’ con un remate de cabeza.
Antes de que finalizara el encuentro, el número siete del cuadro de Luis Enrique continuó con la feria de goles y con un disparo a quemarropa anotó el sexto para los de casa. Pero el turco quiso más y aprovechó otra oportunidad por lo que al 89’ selló la victoria de 7-0 con un disparo de derecha tras un tiro de esquina.