A tomar precauciones

Llama el Gobernador ante efectos de “Michael”

 

Gabriel ALCOCER

BENITO JUAREZ, 7 de octubre.- El Gobernador Carlos Joaquín González informó que la tormenta tropical “Michael” no representa peligro para la infraestructura ni a la gente de Quintana Roo, en mensaje que dirigió a la población.


Sin embargo, destacó que es importante que desde Tulum hasta Benito Juárez las personas tomen las precauciones necesarias para evitar sufrir daños.
La Secretaría de Educación de Quintana Roo informó que este lunes se suspenden las clases del turno matutino, de todos los niveles educativos, en Isla Mujeres, Benito Juárez, Lázaro Cárdenas y Puerto Morelos. Se ponen a disposición los refugios de las escuelas, 19 en Isla Mujeres, 51 en Benito Juárez, 53 en Lázaro Cárdenas y 20 en Puerto Morelos.
En materia de salud, la Secretaría Estatal de Salud tiene activos los hospitales de Playa del Carmen, Tulum, Cancún, Isla Mujeres, Cozumel y Lázaro Cárdenas, con médicos, insumos y ambulancias de traslado.
Siguen las actividades normales en el aeropuerto de Cancún; no se han cancelado vuelos ni se cierra el aeropuerto.
El Gobernador dijo que es importante que se extremen precauciones y se evite salir a las calles para tener mayor control y máxima seguridad.
“La tormenta tropical esta tarde se ubicaba a unos 200 kilómetros al Sureste de Cozumel, pero en las últimas horas realizó un movimiento hacia el Noroeste, alejándose de las costas. Sin embargo, entre las 7 y 8 de la noche se tendrán vientos de entre 60 a 70 kilómetros por hora”, explicó el Gobernador Carlos Joaquín González.
El Gobierno del Estado instaló, en coordinación con los municipios, las sesiones de operación tormenta para estar atentos y apoyar a la gente. El mandatario recomendó a la población seguir informándose a través de los boletines que emite Protección Civil.
La Coordinación Estatal de Protección Civil explicó que en esta etapa la gente debe evitar actividades acuáticas, aplicar su plan de protección civil para resguardar a la familia, evitar andar en la calle si no es necesario, no transitar por avenidas inundadas, reportar al 9-1-1 en caso de emergencia, seguir las recomendaciones de las direcciones municipales de Protección Civil, mantenerse informados por fuertes oficiales y evitar propagar rumores.

candelariabanner