Ya pueden ver y oír

Gracias al apoyo del Gobernador, 459 personas

 

Martha TORRERO ORTEGA

Con inversión de más de un millón 259 mil pesos, el Gobernador Carlos Joaquín González inició ayer la entrega de 300 auxiliares auditivos y 304 lentes de armazón para atender a 459 personas de Othón P. Blanco, Bacalar, Isla Mujeres y Benito

Juárez a través de los programas “Para oírte mejor” y “Para verte mejor”, que impulsan la Beneficencia Pública del Estado y los Servicios Estatales de Salud.
El programa inició ayer en Chetumal y concluirá hoy martes en Cancún. Adicionalmente, personal de la Beneficencia Pública hará un recorrido por comunidades rurales para valorar a 173 personas de escasos recursos que requieren lentes.
El Gobernador Carlos Joaquín González destacó que, durante estos casi dos años de Gobierno, se ha trabajado en la atención de los asuntos más urgentes del Estado como el combate contra la corrupción y la enorme deuda pública, así como la desatención y el olvido de grupos de quintanarroenses por parte de los gobiernos anteriores, que profundizaron la desigualdad.
 “Para promover el cambio en favor de los quintanarroenses, lo primero que tuvimos que hacer fue fortalecer las instituciones y desmantelar a aquellos grupos de privilegiados que quieren que las cosas se queden como estaban, tarea en la que hemos avanzado, pero falta mucho por hacer para que las personas tengan mejores oportunidades de vivir mejor”, añadió el Gobernador de Quintana Roo.
Adalia Torres Linares, beneficiaria de la colonia Adolfo López Mateos en la ciudad de Chetumal, señaló que, con los auxiliares auditivos que recibió, siente que volvió a nacer. “Después de muchos años sin poder escuchar, hoy tengo más confianza para relacionarme con mis familiares, pero sobre todo de hacer mi vida con normalidad”.
Margarito Pech Chablé, de la colonia 5 de Abril, afirmó: “Primero estoy agradecido por la operación de cataratas y ahora por la entrega de mis lentes. Estuve prácticamente ciego 10 años, ya no reconocía a mi familia ni a mis hijos y menos a mi nieto, pero ahora estoy muy contento porque, gracias a que me apoyaron, puedo disfrutar de la sonrisa de mi nieto”.
Los auxiliares auditivos y los lentes de armazón entregados fueron adquiridos con recursos federales, estatales y de la beneficencia pública. Se realizaron valoraciones de audiometrías, se hicieron moldes y se adaptaron los aparatos para que funcionen bien de acuerdo con las necesidades de las personas.
Juntos, se pueden dar más y mejores oportunidades para que las personas eleven su calidad de vida, disminuya la desigualdad y se promueva la inclusión.

candelariabanner