Nancy Pelosi complicaría mandato de Trump

Es electa como presidenta de la Cámara de Representantes

 

WASHINGTON, 3 de enero.- La demócrata Nancy Pelosi se convirtió hoy en la nueva presidenta de la Cámara de Representantes de EU, cargo que ya ocupó entre 2007 y 2011, después de que los demócratas recuperasen el control de esa cámara en

los comicios legislativos del pasado mes de noviembre.
La veterana representante sumó 220 votos para convertirse en la nueva presidenta de la Cámara Baja, por delante del candidato republicano, Kevin McCarthy, que recibió 192.
A los 78 años esta representante por San Francisco pasó a convertirse en la principal voz de la oposición, en un día en que su partido recupera la Cámara de Representantes, lo que complica el panorama para los dos últimos años del mandato de Donald Trump.
El cargo de presidente de la “Cámara de Representantes del Congreso” es el tercero más importante del país, después de los de Presidente y vicepresidente, y es un puesto que Pelosi, de 78 años, ya ocupó entre 2007 y 2011.
Entonces hizo historia al convertirse en la primera mujer en esa posición, haciéndole difícil la vida al Presidente George W. Bush en los últimos años de su mandato. Ahora con Trump, la historia podría repetirse.
Una vez superada la votación, Pelosi debe lanzarse en la tarea inmediata de resolver la parálisis presupuestaria que tiene parcialmente cerrado al gobierno de Estados Unidos desde el 22 de diciembre por la exigencia de Trump de construir un muro en la frontera con México.
Pelosi ocupa un lugar incuestionable entre los políticos de su generación. Durante el gobierno del demócrata Barack Obama logró conducir la reforma de salud por la Cámara en su difícil tránsito hacia su histórica aprobación en 2010.
Dos miembros no votaron, 18 emitieron su voto en favor de otras personas y 3 legisladores votaron “presente”.
Al mismo tiempo, los senadores juraron su cargo frente al vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y Mitch McConnell fue confirmado como el líder de la mayoría republicana del Senado.
Bajo el liderazgo de Pelosi y tras recuperar el control de la Cámara Baja, los demócratas tendrán la oportunidad ahora de abrir investigaciones sobre el Ejecutivo a través de distintos comités de esa cámara, como el judicial.
Pelosi planea así enfrentar a Trump desde la Cámara Baja en diferentes frentes, desde investigar las muertes de niños inmigrantes bajo la custodia de EE.UU. hasta exigir las declaraciones de impuestos del mandatario.
Al mismo tiempo, los senadores juraron su cargo frente al vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y Mitch McConnell fue confirmado como el líder de la mayoría republicana del Senado.

candelariabanner(2) pixel