Imprimir

Localizaron cajas negras del avión accidentado

 Investigación puede tardar “mucho tiempo”

 

CIUDAD DE MEXICO, 1 de agosto.- El director de Aeronáutica Civil del país, Luis Gerardo Fonseca, informó que fueron localizadas las cajas negras del avión de Aeroméxico que se desplomó ayer martes en Durango


Una es la grabadora de voz que registra conversaciones en cabina, y otra es una grabadora de datos, que registra los dispositivos y controles que tiene el piloto en cabina”, indicó Fonseca Guzmán en entrevista televisiva.
Dejó en claro que la investigación puede tardar “mucho tiempo”, ya que la lectura de las cajas negras depende de los daños que hayan sufrido.
El director de Aeronáutica Civil del país añadió que se están consiguiendo las imágenes del radar y grabaciones del circuito cerrado del aeropuerto para reconstruir el accidente.
Señaló que el clima es un factor que tomarán en cuenta, aunque aclaró “no es el determinante”.
Cabe recordar que el avión Embraer 190 se desplomó ayer martes con 99 pasajeros y cuatro tripulantes a bordo poco después de haber despegado.
PILOTO Y NIÑA DE OCHO AÑOS, DELICADOS
El vocero de la Secretaría de Salud de Durango, Fernando Ríos, informó que dos personas lesionadas por el accidente del avión se reportan delicadas, pero estables.
Ellos son el piloto de la aeronave y una menor de ocho años.
Ríos precisó que el piloto presenta una lesión cervical, por lo que se le fijó la columna para evitar un daño mayor.
En tanto, la niña de ocho años presenta quemaduras de primero y segundo grado en 25% de su cuerpo, por lo que permanece en Hospital Materno-Infantil.
El funcionario precisó que una mujer se encuentra estable en el hospital 450 y que 14 pasajeros permanecen hospitales particulares y dos más en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
Fernando Ríos agregó que, hasta la noche de ayer martes, seis personas eran atendidas en el Hospital Militar de Durango, donde el parte médico los reporta fuera de peligro.
NO ALCANZÓ A
DESPEGAR: SCT
El avión accidentado en Durango no alcanzó a despegar ni logró altura porque se encontraba en la trayectoria de despegue inicial cuando salió de la pista y se desplazó por terreno irregular, lo que provocó el daño en el fuselaje, afirmó el director de Aeronáutica Civil de la SCT, Luis Gerardo Fonseca Guzmán.
El funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) dijo que, de acuerdo con el equipo de investigación del cual forma parte, durante la trayectoria de despegue el avión sufre algún percance, cuyas causas son las que tienen que determinar.
Indicó que la aeronave sale de la pista y empieza a desplazarse en el terreno que está entre la pista y la calle de rodaje del aeropuerto. El correr esta distancia de 200 a 300 metros es lo que provoca el daño en el fuselaje y el desprendimiento de los motores.
Fonseca Guzmán detalló que cuando la aeronave termina su desplazamiento, se detiene, en ese momento y como marcan los protocolos, la tripulación procede a la evacuación de los pasajeros y todos logran salir antes de que se incendie, “eso es lo que sabemos hasta el momento”.
Mencionó que fue a la mitad de la pista cuando el avión inicia el desplazamiento en el terreno irregular, y con la velocidad que llevaba es lo que provoca el daño.